SORIA, 12 Mar. EUROPA PRESS

Las asociaciones agrarias Asaja, Coag y Upa, de la mano del presidente de Asaja, Carmelo Gómez, ha hecho este jueves balance del «éxito» de la manifestación que se celebró el miércoles 11 en el cetro de Soria en defensa del campo, donde participaron 500 tractores y cerca de mil manifestantes a pie.

Carmelo Gómez ha hecho hincapié en el comportamiento de los manifestantes que, tras degustar una caldereta para 600 personas en el aparcamiento de Los Pajaritos, donde aparcaron sus tractores, «dejaron todo como se lo encontraron».

«Agradecemos a los ciudadanos de Soria que siguieron el recorrido con aplausos y a los conductores por su paciencia en la carretera, también el apoyo de los camioneros que hacían sonar su claxon alegremente cuando nos veían», ha declarado el presidente de Asaja.

En este capítulo de agradecimientos, se ha referido al comportamiento de Guardia Civil, Policía Local, Ayuntamiento, Copiso «por dejar los aparcamientos y por ayudar económicamente» así como las ayudas económicas de «Caja Rural, Gasóleos del Duero y Adolfo Martínez».

Carmelo Gómez ha recalcado que toda la jornada se desarrolló con normalidad tanto en la ciudad como en las carreteras de la provincia salvo pequeños encuentros con algún vehículo por la velocidad lenta de los tractores.

MÁS PROTESTAS

El presidente de Asaja Soria ha asegurado que si el Gobierno no atiende a sus reivindicaciones «continuarán las protestas» entre las que se plantean nuevas tractoradas o «incluso cortar carreteras» por lo que ha pedido a las administraciones «que no vayan solo a la foto y que se pongan a trabajar buscando una solución».

Asimismo, ha recalcado que los agricultores y ganaderos sorianos han demostrado con la protesta de este miércoles que «tienen fuerza» y que están «cansados de ninguneos» ya que «se ha derramado la paciencia».

«Los decretos del Gobierno no valen para la agricultura y la ganadería de Soria, les pedimos una solución a este problema que afecta a la industria más grande de la provincia que es la agrícola y ganadera ya que si cae nos quedaremos más despoblados», ha lamentado Gómez.

En este sentido, ha incidido en que el sector en la provincia sigue «condicionado por los precios de hace 30 años» que están «dejando en la ruina al campo» y que hace que los jóvenes no se planteen continuar con la labor de sus padres porque «no salen los números».

Carmelo Gómez ha subrayado que, mientras existe un salario mínimo, para los agricultores y ganaderos, «el sueldo mínimo es la venta de los productos» y si estos precios van «por debajo de su valor no se está garantizando».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí