El Consejo de Ministros a aprobado un Real Decreto por el que se destinarán 150 millones de euros a la «totalidad» de la financiación de las tareas restauración ambiental de más de 2000 hectáreas de espacios naturales degradados en las zonas mineras en Aragón, Castilla y León y Principado de Asturias que deberán acometer estas comunidades autónomas.

Estas ayudas directas, que se ejecutarán entre 2021 y 2021, provienen de la Componente 10 del el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, generarán «empleo en el corto plazo» en estas zonas afectadas por la transición energética, priorizando la contratación de trabajadores excedentes de la minería del carbón.

Las ayudas, según informa el Gobierno forman parte del «ejercicio de su compromiso con la solución de los problemas pendientes en los territorios de transición justa».

La subvención financiará el coste total de las tareas de restauración ambiental de las que son subsidiarias ya que las empresas mineras que cerraron en 2018 no realizaron la restauración por encontrarse en
liquidación o concurso de acreedores y los avales retenidos por las autoridades mineras resultaban claramente insuficientes.

Con estos fondos se rehabilitarán y recuperarán más de 2.000 hectáreas de espacio natural degradado por la actividad minera del carbón para recuperar sus características originales o adecuar el suelo para nuevos usos como el agrícola, el ocio o la creación de suelo industrial.

El Gobierno confía en que los proyectos que se lleven a cabo sumen beneficios a estos territorios, tales como la recuperación y protección de la biodiversidad, la generación de nueva actividad económica o la atracción de nuevas empresas. Este Plan de Restauración supondrá la culminación de las actividades de restauración de las minas que cerraron a 31 de diciembre de 2018, respondiendo así a los compromisos y obligaciones asumidas por nuestro país ante la Comisión Europea.

El Instituto para la Transición Justa ha canalizado para empresas las
ayudas destinadas a cubrir los costes de restauración producidos por el cierre de unidades de producción de carbón. Desde el año 2020, se les han concedido ayudas por valor de 21.924.253 euros. Con esta medida adicional se facilita a las comunidades autónomas la posibilidad de restaurar explotaciones que se encontraban en concurso de acreedores o liquidación y que pasaban a ser su responsabilidad subsidiaria.

Las ayudas buscan subsanar la situación derivada de la extracción del carbón como son la descontaminación de los terrenos para recuperar el equilibrio de los ecosistemas y prepararlos para poder desarrollar en ellos nuevas actividades sin poner en riesgo la salud de las personas; la reparación del impacto en el paisaje de las explotaciones mineras a cielo abierto y la descontaminación de cauces fluviales y masas de agua, así como la recuperación de los recursos naturales de las zonas degradadas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí