El Gobierno mantiene el impuesto digital pese al fracaso en la OCDE y dice que es «una prioridad no menor»

El Gobierno no se plantea dejar de aplicar el impuesto a los servicios digitales que acaba de ser aprobado pese al fracaso en la OCDE para acordar una fiscalidad global, aunque se someterá a ese marco global en el momento en que se apruebe

Así lo ha explicado, en una entrevista con Europa Press, el secretario de Estado de España Global, que ha explicado que la pandemia de Covid «incrementa la urgencia» de este tipo de medida  porque se ha demostrado que una parte importante de la actividad se ha desplazado al espacio digital y España tiene «falta de tracción fiscal» en ese ámbito. «Pero hasta que ese marco global exista nosotros nos reservamos el derecho, en base a nuestra soberanía fiscal, de gravar las actividades que se producen en nuestro territorio, incluidas las digitales», ha señalado.

Preguntado por las posibles represalias de Estados Unidos, que ha advertido reiteradamente a varios países europeos contra sus planes de gravar las actividades digitales, ha respondido que habrá que ver que sucede en las «conversaciones» con este país, pero que se trata, para España, «de una prioridad no menor» para construir una economía más equitativa.

La fiscalidad digital es solo un punto de la Estrategia sobre Tecnología y Orden Global que prepara el Ministerio de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación para principios de 2021, según ha explicado Muñiz. Tendrá un capítulo sobre derechos y libertades en el ámbito digital, otro sobre seguridad, incluyendo ciberseguridad y inteligencia artificial y armas autónomas; geopolítica y tecnología; economía en la era digital incluyendo las normas de competencia, el acceso al talento, la fiscalidad y el acceso a los mercados. Un cuarto capítulo está dedicado a las ciencias de la vida y la salud y la biotecnología.

La estrategia abordará qué puede hacer España en estos ámbitos, como país y como miembro de la UE, con asuntos como completar el mercado digital común, mejorar la interconexión entre los nodos de conocimiento, de investigación y de transferencia tecnológica europeos, el establecimiento de una política industrial digital europea o que España pertenezca a las alianzas europeas de tecnología.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí