El IPC subió dos décimas en noviembre y la tasa interanual alcanza el -1,0 por ciento, más que la media (-0,8%)

El Índice de Precios de Consumo (IPC) aumentó dos décimas en noviembre respecto al mes anterior, como en España, y la tasa interanual (es decir, la variación de los precios registrada durante los últimos doce meses) sube una décima hasta el -1,0 por ciento en Castilla y León, mayor que la media del país, que se mantiene en el -0,8 por ciento, según los datos hechos públicos por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y recogidos por Europa Press.

Además, en lo que va de año, los precios han caído un 0,9 por ciento en Castilla y León, dos décimas más que en el resto del país (-0,7 por ciento).

En esta ocasión, la tasa anual del IPC ha caído ocho comunidades autónomas en noviembre respecto a octubre, se ha mantenido en cinco y ha aumentado en cuatro, entre ellas Castilla y León que gana una décima al pasar del -1,1 al -1,0 por ciento. En España se mantiene en el -0,8 por ciento.

Además, Castilla y León se ha situado en noviembre con ese -1,0 por ciento como el cuarto valor más deflacionista del país, junto a Cataluña y Navarra, y tras Castilla-La Mancha y La Rioja, ambas con un -1,3 por ciento, y Comunidad de Madrid, con un -1,1 por ciento.

Por sectores, el mayor aumento de los precios se ha producido en la partida de vestido y calzado (4,7 por ciento) seguida de vivienda (1,1 por ciento) y medicina y enseñanza (0,2 por ciento en ambos casos) mientras que se mantuvieron invariables los precios de las partidas de bebidas alcohólicas y tabaco, transporte y otros.

Por su parte, el pasado mes cayeron los precios en las partidas de ocio y cultura (-0,8 por ciento); alimentos y bebidas no alcohólicas (-0,7 por ciento); hoteles, cafés y restaurantes (-0,6 por ciento) y menaje y comunicaciones (-0,1 por ciento en ambos casos).

Por provincias, los precios sólo cayeron en Palencia (-0,2 por ciento) y en Valladolid (-0,1 por ciento) lo que deja una evolución interanual del -1,2 por ciento en ambos casos (-1,1 y -1,2 por ciento en lo que va de año respectivamente).

En las provincias de Ávila y Soria se mantuvieron invariables y la evolución interanual se sitúa en el -1,0 por ciento en los dos casos (-0,9 y -1,0 por ciento en los once meses de 2020).

Por su parte, en Zamora los precios subieron una décima con una evolución interanual del -0,7 por ciento (-0,4 por ciento en lo que va de año), seguida de Burgos, con dos décimas más, como en Castilla y León y en España, y una evolución interanual del -0,9 por ciento (-0,7 en lo que va de año).

A continuación se sitúan Segovia, donde los precios subieron tres décimas, lo que deja la evolución interanual en el -0,8 por ciento (-0,7 por ciento en los once meses de 2020); y Salamanca, con cuatro décimas más y una evolución interanual del -0,8 por ciento (-1,0 por ciento en lo que va de año), y León, que suma medio punto y alcanza una evolución interanual del -1,1 por ciento (-0,9 por ciento en lo que va de año).

Así, Palencia y Valladolid, con una evolución interanual del -1,2 por ciento, se sitúan como las más deflacionistas, seguidas de León, con un -1,1 por ciento, y de Ávila y Soria, con un -1,0 por ciento, como la media regional.

El resto de las provincias se sitúan por debajo de ese porcentaje con Burgos (-0,9 por ciento) entre las medidas regional y nacional (-0,8 por ciento) que igual Salamanca y Segovia con el menor descenso en Zamora (-0,7 por ciento).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí