El lago-estanque junto al Pabellón Adolfo Nicolás se convertirá en skate park

Anunciado el proyecto de conversión del estanque construido junto al Pabellón Provincial en zona de skate

Primero se ejecutará el foso y luego se dará continuidad a las actuaciones. Esa es la intención anunciada por el Ayuntamiento de Villamuriel de Cerrato para convertir el lago, estanque o sucedeáneo de ambos, situado en uno de los extremos de la parcela que ocupa el pabellón Adolfo Nicolás, en skate park.

El agua desaparecerá, la suciedad, también. Un problema menos, una dotación más. Se considera que el lago es una zona «degradada» (es el término utilizado en la exposición del proyecto a la Corporación) que «no se cuida» y que «no se limpia».

Ante tal cúmulo de ‘noes’ el Ayuntamiento de Villamuriel prefiere atajar el problema convirtiendo el estanque en skate.

Un estanque que, transcurrida una década desde que se inaugurara la instalación, ha resultado ser más bien una ocurrencia estética -una especie de desagüe del pabellón debía verter las aguas pluviales a modo de cascada-, que una dotación que aportara funcionalidad al pabellón.

Que se sepa, en estos diez años la pequeña laguna se ha significado más por los problemas de salubridad que ha generado que por su supuesto valor añadido a nivel estético.

Sobre el plano, el estanque quedó precioso hace una década. A muchos hasta les encantó. Sobre el terreno ha resultado ser una licencia que alguien se tomó para dejar su sello y un problema que el Consistorio cerrateño erradicará con una instalación deportiva -parece que esto sí es más acorde con el pabellón-, que permitirá la práctica del skate.

Villamuriel de Cerrato y la Diputación Provincial firmaron hace una década un convenio que preveía que la localidad pudiera utilizar la instalación durante 30 años. Estos 30 años son el periodo de cesión que estimó oportuno la Diputación aplicar a las instalaciones.

El convenio que regula el funcionamiento de esta dotación deportiva recoge que Villamuriel, a través de su Consistorio, puede desarrollar y organizar cuantas actividades estime convenientes, si bien se ve obligado a obtener las autorizaciones, permisos y licencias que resulten necesarios para el desarrollo de las mismas, obligándose la Diputación a tramitar aquellas que sean necesarias en razón de su condición de propietaria y pudiendo repercutir al Ayuntamiento de Villamuriel los gastos que ello ocasione.

El Pabellón Provincial de Deportes que impulsó la Diputación se construyó en un terreno cedido por el Ayuntamiento. El organismo provincial aportó el 50% del coste de la obra, mientras que el Ayuntamiento de Villamuriel de Cerrato y la Junta de Castilla y León sufragaron el 25% cada una, según el convenio de colaboración firmado en su día.

 

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí