El Palacio de los Buendía ya piensa en 2021 un año después de anunciarse su compra y sin que se haya avanzado proyecto alguno

El Ayuntamiento de Dueñas incorporó hace un año el Palacio de los Condes de Buendía como edificio de interés público

El Ayuntamiento de Dueñas anunció hace un año la adquisición del Palacio de los Condes de Buendía con el fin de ampliar el espacio público y dotacional de la localidad. Desde entonces, ni un solo pronunciamiento oficial más al respecto de una compra, anunciada a los vecinos y que ya en la recta final de 2020 parece que está encaminada a generar alguna novedad en 2021.

Tampoco es que el Palacio, su futuro, haya sido una de las prioridades este ejercicio. El pleno, máximo órgano decisorio del Ayuntamiento de Dueñas puede dar fe de ello. O mejor dicho, la Corporación municipal, ya que el asunto no ha aparecido en el  orden del día del pleno en los últimos meses, ni tampoco ha sido objeto de interpelación alguna tendente a conocer qué se quiere hacer con él o de dónde se obtendrá la financiación para ejucutar hipotéticas intervenciones, por citar dos cuestiones relevantes que rodean a la compra del inmueble.

Porque, no hay que olvidar, que el  Palacio de los Buendía hace una década fue el eje de un convenio urbanístico firmado con su entonces propietario, interesado en darle un uso residencial, con la construcción de viviendas.

Se llegó a hablar incluso de un importante proyecto de viviendas «que permita a los ciudadanos de Dueñas disponer de una oferta residencial en un enclave privilegiado como es la plaza principal del municipio». Ni viviendas, ni mejora estética de la plaza desde la firma de ese convenio. Alguna que otra actuación en su interior, y poco más.

El pinchazo de la  burbuja inmobiliaria fue lo peor que le podía ocurrir al Palacio de los Buendía de Dueñas, que si ya estaba en mal estado hace una década, cuando empezaron a vislumbrarse estos proyectos residenciales -con los que a algunos se le pusieron los ojos como platos-, ahora puede decirse que es una ruina absoluta; un montón de piedras en el que difícilmente alguien puede imaginarse que en su día eso fue un palacio.

El inmueble ocupa una manzana que se extiende a lo largo de toda la Plaza de España y baja hacia el Paseo de la Barbacana.

Fotos APD. En 2011 se produjo un derrumbe que supuso la puntilla para el Palacio.

El Palacio de los Buendía goza de protección estructural de acuerdo al Catálogo del PGOU, es decir, está sujeto a una protección de su aspecto externo, en su volumen total -sus fachadas y cubiertas-, el ritmo y proporción de huecos y elementos de fachada, la altura de cornisa y tipología general de la misma, en molduras, vuelos, remates de cornisa, las cubiertas, la distribución general tipológica estructural, disposición de accesos, núcleos verticales y sistema estructural básico.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí