El PE aprueba el programa actualizado de ‘Conectar Europa’ con modificaciones de CyL, Asturias y Galicia

El Parlamento Europeo ha aprobado el programa actualizado del mecanismo ‘Conectar Europa’ para los años 2021-2027, incluyendo las conexiones con el noroeste de España que fueron aprobadas en 2019 fruto del trabajo conjunto de Castilla y León, Galicia y Asturias.

La modificación fue la consecuencia de un intenso trabajo conjunto de la Junta de Castilla y León, el Principado de Asturias y la Xunta de Galicia, compartido con las fuerzas sociales, empresariales y sindicales de los tres territorios para lograr la extensión del Corredor Atlántico hasta los puertos de la fachada atlántica y cantábrica.

Este trabajo conjunto va a permitir financiar, a través de ‘Conectar Europa’, actuaciones tanto en el corredor Gijón-León-Venta de Baños- Valladolid, como en el corredor A Coruña-Vigo-Orense-Monforte de Lemos-Ponferrada-León.

El pasado miércoles el Parlamento Europeo aprobaba el programa actualizado del mecanismo ‘Conectar Europa’, que permitirá liberar nuevos fondos para el marco financiero plurianual 2021-2027. Con este presupuesto se financiarán proyectos de transporte, energía y digitales, y apoyará proyectos con valor añadido para toda la Unión Europea (UE).

El mecanismo ‘Conectar Europa’ (MCE) es el instrumento de financiación de la UE para la inversión estratégica en infraestructuras de transporte, energía y digitales. En el sector del transporte, el MCE se dedica a la aplicación de la Red Transeuropea de Transporte (RTE-T) y tiene como objetivo apoyar las inversiones en conexiones transfronterizas, enlaces perdidos, cuellos de botella, así como promover la sostenibilidad y la digitalización.

Está estructurado en torno a tres pilares, con unos 23.000 millones de euros destinados a proyectos de transporte, 5.000 millones de euros para proyectos de energía y 2.000 millones de euros para proyectos digitales.

La política de la Red Transeuropea de Transporte aborda la aplicación y el desarrollo de una red europea de líneas ferroviarias, carreteras, vías navegables interiores, rutas marítimas, puertos, aeropuertos y terminales ferroviarias. El objetivo final es cerrar las brechas, eliminar los cuellos de botella y las barreras técnicas, así como reforzar la cohesión social, económica y territorial en la UE. La política RTE-T se basa en el Reglamento (UE) nº 1315/2013.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí