El Plan de Impulso a la cadena de valor de la Industria de la Automoción, hacia una movilidad Sostenible y Conectada contemplado en el proyecto de presupuestos generales del Estado para 2021 recoge medidas de impacto a corto plazo, «que ya se están implementando en 2020», y medidas estratégicas a medio plazo, que se implementarán y ejecutarán a partir de 2021 y que podrán financiarse con el apoyo de los fondos europeos para la recuperación.

Según consta en la memoria explicativa recogida por Europa Press, entre las actuaciones a realizar se encuentran la renovación del parque de vehículos, la realización de inversiones y reformas normativas para impulsar la competitividad del sector, la potenciación de la capacidad de innovar ante los nuevos retos, la inclusión de incentivos
fiscales complementarios y la puesta en marcha de medidas en el
ámbito de la formación y cualificación profesional.

Además, en el marco del Plan de Impulso a la Cadena de Valor de la
Industria de Automoción está previsto que a lo largo de 2020 y 2021 se concedan ayudas dentro del Programa de Renovación de Vehículos 2020 (Plan RENOVE) por importe de 250 millones de euros, con el objetivo de sustituir los vehículos más antiguos por modelos más limpios y más seguros, incorporando criterios ambientales.

«En el actual proceso de transformación económica y social, este Plan posibilitará la rápida recuperación de una industria clave para nuestra economía, ya que representa el 10 por ciento del PIB y emplea a 650.000 personas de manera directa y a 2.000.000 de trabajadores de forma indirecta», argumenta el Gobierno.

El Ejecutivo también prevé con este Plan contribuir a paliar los efectos adversos de la COVID-19 sobre la competitividad del sector de la automoción en España, «concediendo el apoyo necesario para asegurar la continuidad y liderazgo de la industria mediante su adaptación a los retos identificados y la orientación a la sostenibilidad».

Este Plan tiene un presupuesto de 3.750 millones de euros y consta de un total de 21 medidas de tipo económico, fiscal, normativo, logístico, de competitividad, de formación y cualificación profesional, de compra pública sostenible y de planificación estratégica para dar cobertura a toda la cadena de valor de la industria.

El objetivo final del Plan de Impulso a la cadena de valor de la Industria de la Automoción es impulsar una movilidad segura y sostenible en un contexto de cambios asociados a la descarbonización y de transformación digital.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí