El PP ha denunciado este miércoles en el Congreso la «ineptitud» de la ministra de Educación y FP, Isabel Celaá, en la planificación del inicio del nuevo curso escolar 2020/2021 durante la pandemia, señalando que ha dejado «pasar el verano» para dejar el trabajo en manos de las comunidades autónomas. Celaá ha respondido a estas acusaciones tachando la actitud y el discurso de los ‘populares’ de «antidemocrático» y desleal».

La portavoz de Educación del PP en la Cámara baja, Sandra Moneo, ha dirigido a la ministra una interpelación en el Pleno del Congreso, para exigirle «responsabilidades» por una gestión de la pandemia, en materia educativa que ha «golpeado» a los españoles más vulnerables y que ha estado llena de «ausencias y despropósitos» por parte del Ministerio que, a su juicio, ha hecho «dejación de competencias».

La diputada del PP ha reprochado a Celaá que declare continuamente que el Gobierno «no tiene competencias» en materia educativa y que son las comunidades autónomas las encargadas de planificar el regreso a las aulas, y que haya «llevado este principio a rajatabla» incluso en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, en donde el Ejecutivo tiene competencias plenas en este tema.

Para Moneo, las directrices ofrecidas por Educación en junio no fueron suficientes y ha criticado que las comunidades hayan tenido que hacer su trabajo «sin recursos adicionales» y se hayan tenido que ocupar de hacer pruebas PCR a los docentes y al personal o que no tengan una previsión de cuánto profesorado van a tener para reforzar las clases. En este sentido, la diputada ha recordado que «las ratio» sí son una materia de la que se ocupa el Ministerio.

FALSEDADES, MEDIAS VERDADES Y MENTIRAS

«Ha hecho una permanente dejación de funciones», ha insistido la portavoz ‘popular’, para señalar que, a su juicio, el deber de Celaá era «haber liderado una respuesta y segura» para que los menores pudieran «ejercer su derecho a una educación en situación de igualdad», como se recoge en la Constitución. Moneo considera que, en esta pandemia, Celaá se ha mantenido como «una simple moderadora».

Para la ministra, el discurso del PP en este asunto está plagado de «falsedades, medias verdades y mentiras» y ha lamentado que el principal partido de la oposición «no tenga una postura constructiva ni en un momento tan excepcional» como el actual. Esta situación, ha apuntado, no está pasando en ningún otro país de Europa, y, a su juicio, el comportamiento del PP está siendo «antidemicrático y desleal».

Celaá ha desmentido que el Ministerio no tenga competencias. «Las ejerce con extensión y profundidad», ha defendido. A su juicio, el PP quiere hacer «ruido» en esta materia para «exaltar los ánimos de la sociedad» y «ocultar las miserias» de la formación.

En cuanto a su trabajo, ha indicado que se lleva reuniendo desde marzo con las comunidades autónomas, en uno encuentros en los que se «anticiparon» a los problemas que se iban a encontrar durante la pandemia. También ha señalado que se reunió con sindicatos, asociaciones de padres, directores de centros, escuelas concertadas y privadas, así como encuentros internacionales. En total, ha apuntado, una veintena de reuniones, incluyendo las sectoriales, las comisiones generales de Educación y otras de FP.

SIN RECURSOS DEL GOBIERNO

En todas ellas, ha indicado, se ha trabajado con un «entorno constructivo» y ha recordado que la mayoría de medidas tomadas se han aprobado por unanimidad, desde que el 25 de marzo se decidiera continuar con el curso y realizar las pruebas presenciales de la EBAU. Celaá ha señalado que en abril se aprobó desarrollar el tercer trimestre y iniciar los exámenes finales, unas medidas de las que «algunas comunidades del PP se distanciaron» para «terminar haciendo lo mismo que las demás», ha apuntado la ministra.

«Lo que hace falta ahora es que la comunidad que haya ido más tarde, lo cumpla», ha señalado en referencia a la Comunidad de Madrid, donde Gobierno el PP, que anunció sus medidas para el nuevo curso el 26 de agosto, cuando, según ha precisado, la mayoría ya lo había presentado en julio, informa EP.

En este sentido, Moneo ha pedido a la responsable de Educación más «lealtad y respeto», para indicar que la Comunidad de Madrid ha invertido 370 millones de euros en «adecuar los centros y hace frente al Covid19» en este curso y ha recibido «cero» del Gobierno. También ha defendido que esta autonomía ha presentado un protocolo que contempla hasta cuatro escenarios posibles en la pandemia, frente a la ausencia de protocolo que tienen las ciudades de Ceuta y Melilla en donde, ha insistudo, el Ejecutivo ha hecho «dejación de funciones».

«Allí donde tienen competencias plenas, el Ministerio debería ser el espejo donde se miren el resto de comunidades autónomas», ha apuntado Moneo, para recordad que el Gobierno no puede pedir lealtad y acuerdo en este sentido, cuando fue el PSOE quien «se levantó» del Pacto de Estado por la Educación «después de un año y medio de trabajo».

CRÍTICAS A LA POLÍTICA EDUCATIVA DEL PP

También ha reprochado a Celaá que en época de pandemia sí tenga tiempo de impulsar su «contrarreforma» educativa en el Congreso. «No han hecho su trabajo», ha declarado la diputada del PP, que cree que el Ejecutivo «ha dejado pasar el verano para que las comunidades autónomas hiciera su trabajo» y ha calificado de «burla» la conferencia sectorial celebrada el 27 de agosto y la Conferencia de Presidentes que tuvo lugar en septiembre, de donde salió un documento en el que, según Moneo, lo que hace «es recomendar».

La ministra ha respondido señalando que las comunidades autónomas sí han recibido dinero del Fondo Covid para adaptar la Educación a la pandemia, además del aumento de la partida para becas, y ha reprochado al PP los recortes realizados en el sector en sus años de Gobierno, pasando del 4,4% del PIB en 2011, al 3,89 en 2018, el 3,82% en 2019 y al 3,75% en 2020. Del mismo modo, criticó el decreto por el que el Ejecutivo de Mariano Rajoy permitió aumentar el número de alumnos por aula en un 20%, retrasar la sustitución de docentes hasta los 10 días o aumentar el horario docente de los profesores.

Celaá ha acusado, finalmente, al PP de «aumentar la segregación» escolar y culpó a los ‘populares’ de no impulsar ninguna de las medidas de las que se abordaron en el Pacto Educativo en sus 7 años en la Moncloa y de ser unos «nostálgicos del ordeno y mando» que no aceptan e sistema autonómico. «Tenga lealtad institucional y dejen de emborronar», ha señalado la ministra, que ha pedido a Moneo que «deje de dar noticias falsas» si «le importa el sufrimiento de las familias».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí