El precio de los carburantes se ha abaratado esta semana hasta un 0,28%, poniendo así fin a la espiral alcista que le había llevado a encadenar doce semanas seguidas de subidas desde los mínimos que tocó a principios de mayo, en plena pandemia del coronavirus.

En concreto, el precio medio del litro de gasóleo ha caído esta semana ese 0,28% con respecto a la semana anterior, hasta situarse en los 1,060 euros, según datos del Boletín Petrolero de la UE consultados por Europa Press.

En el caso del litro de gasolina, esta semana ha descendido un 0,17%, registrando su primer descenso desde mayo, para retroceder a un precio medio de 1,162 euros.

A pesar de este descenso en la semana, desde que se rompió en mayo la tendencia bajista que llevaban los carburantes, el precio del litro de gasolina ha recuperado un 8,4% desde los mínimos que tocó, mientras que el del gasóleo sube un 8,1%.

No obstante, a pesar de este incremento en los últimos meses, con respecto a la misma semana de agosto del año pasado, el diésel y la gasolina son todavía un 12,8% más baratos.

En concreto, en la primera semana de agosto de 2019, el precio medio del litro de gasóleo era de 1,216 euros, mientras que el de gasolina se situaba en los 1,331 euros.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí