El PSOE tiene 35 escaños sobre los 81 del Parlamento y se ha asegurado los dos de Podemos. Necesita al menos cuatro parlamentarios de Ciudadanos para que la moción prospere

 

El PSOE de Castilla y León ha presentado una moción de censura contra el Gobierno de PP y Ciudadanos en la Comunidad con el fin de evitar un adelanto electoral como ha ocurrido en la Comunidad de Madrid.

Los socialistas necesitan que al menos cuatro parlamentarios de Cs les apoyen para que la iniciativa prospere.

El portavoz del Grupo Parlamentario de Ciudadanos en las Cortes de Castilla y León, David Castaño, ha pedido al Partido Socialista que «abandone toda esperanza» sobre la posibilidad de una moción de censura como la planteada en Murcia, al tiempo que ha advertido de que «no sería comprensible» un adelanto electoral como el anunciado en la Comunidad de Madrid.

Así lo ha afirmado Castaño en una rueda de prensa conjunta con el portavoz del Grupo Popular, Raúl de la Hoz, quien ha definido a este partido en la Comunidad como «serio, responsable, coherente y consecuente» con el pacto que en su día suscribieron ambas formaciones para el Gobierno de Castilla y León y su confianza en que se mantendrá hasta el final, por lo que el PP está «absolutamente tranquilo».

De la Hoz ha recordado, ante un posible adelanto electoral, que la convocatoria elecciones es una potestad «exclusiva y personal» del presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, el cual no le ha transmitido nada al respecto.

Ambos políticos han defendido la buena marcha y el cumplimiento del pacto a pesar de los «difíciles momentos» derivados de la pandemia, tras lo que David Castaño ha subrayado que «no es bueno jugar con mociones de censura» para «desequilibrar un determinado gobierno y ganar algún tipo de ventaja que no existe», a pesar de la «ansiedad» del PSOE «por llegar a la Junta».

En este sentido, ha reiterado que «nadie» del PSOE se ha puesto en contacto con Cs para nada que tenga que ver con la moción de censura, algo que el propio Tudanca reconoció, según ha recordado, por lo que ha enmarcado la postura socialista en un ejercicio de oposición «demasiado extrema» que pasa por «desestabilizar» al Gobierno de la Comunidad.

«Tenemos un acuerdo que va bien y terminará tal como se planteó, con las mismas personas, el mismo programa y el mismo presidente», ha insistido el procurador de Cs, quien ha distinguido entre las discrepancias puntuales que puedan existir entre ambos grupos parlamentarios y una hipotética división interna en el Ejecutivo autonómico que ha negado, pues está «muy unido». «No existe ninguna discrepancia medianamente seria entre ambas formaciones», ha sentenciado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí