En Palencia, la incidencia acumulada a 14 días aumenta de 102 a 179 casos por 100.000 habitantes, y a 7 días duplica el dato, al pasar de 50 a 102 casos por 100.000

La incidencia acumulada del COVID-19 en Castilla y León mantiene desde hace algo más de una semana una tendencia de mínimos incrementos, si bien en algunas provincias, como Palencia y Segovia, la tendencia es claramente al alza y en la segunda de ellas casi se han duplicado los casos en los últimos diez días.

Según los datos que recoge la Junta de Castilla y León en su apartado de Situación epidemiológica del coronavirus, actualizados a fecha de este miércoles, la incidencia acumulada a 14 días en el conjunto de la Comunidad se sitúa en 109 casos por 100.000 habitantes –un punto más que este martes y dos más que hace una semana–, mientras que a 7 días alcanza los 56 casos por 100.000 –un punto más que ayer y 3 más que hace una semana–.

Esa estabilidad, con ligera tendencia al alza, no se replica en todas las provincias, que en las últimas semanas evolucionan de manera distinta y hay dos que reflejan una tendencia más preocupante, tales como Palencia y Segovia.

De hecho, si se analiza la evolución de los registros de incidencia acumulada en los últimos diez días, la provincia segoviana casi ha duplicado sus datos. Ha pasado de 94 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días el 14 marzo a 158 este miércoles, día 24; y, a 7 días, de 49 a 96 casos en el mismo periodo.

En Palencia, el incremento también es sensible y se ha pasado, en incidencia acumulada a 14 días, de 102 a 179 casos por 100.000 habitantes, y a 7 días se ha duplicado el dato, al pasar de 50 a 102 casos por 100.000.

También incrementan los contagios en la provincia de Burgos, aunque de manera menos acusada y por ahora solo perceptible en la incidencia a 7 días, que ha pasado de 82 a 100 casos por 100.000. En cuanto al registro a 14 días, se mantiene en términos similares al 14 de marzo, en torno a los 180 casos por 100.000.

El caso es parecido en Zamora y Ávila, aunque con cifras mucho más reducidas. Así, mientras presentan incidencia acumulada a 14 días similar a la del el pasado 14 de marzo –39 casos por 100.000 en Zamora y 34 en Ávila–, han aumentado el registro a 7 días –de 19 a 22 casos en Zamora y de 12 a 22 en Ávila.

En Valladolid, al contrario, el registro que se mantiene estable es la incidencia acumulada a 14 días –88 casos por 100.000–, mientras a 7 días experimenta un descenso con respecto al 14 de marzo –de 42 a 37 casos por 100.000–.

En Soria es la incidencia acumulada a 14 días la que desciende, de 297 casos por 100.000 el 14 de marzo a 241 este miércoles; mientras a 7 días se mantiene o incluso crece mínimamente, de 126 a 127 casos.

Finalmente, León y Salamanca presentan una clara evolución a la baja. En la provincia leonesa se ha pasado de 50 casos por 100.000 a 7 días el pasado 14 de marzo a 34 este miércoles; y de 111 casos a 85 en el registro a 14 días.

En Salamanca, el descenso en este periodo ha sido de 50 a 39 casos por 100.000 a 7 días y de 91 a 79 a 14 días.

OCUPACIÓN DE LAS UNIDADES DE CRÍTICOS

En cuanto a la ocupación de las unidades de cuidados críticos por pacientes con COVID-19 la evolución continúa con un descenso lento pero constante y, en términos autonómicos, se sitúa ya en el 24,2 por ciento –cuatro décimas menos que el dato de este martes–.

Cinco provincias siguen por debajo del 25 por ciento, encabezadas por Ávila, con el mejor dato de ocupación, un 11,1 por ciento; y tras ella Salamanca, con un 12,2 por ciento; Zamora, con un 15,8 por ciento; León, con un 20 por ciento; y Burgos, con un 20,2 por ciento.

Por encima del 25 se sitúan Soria, ya muy cerca de rebajar esa barrera con un 28 por ciento de sus UCI ocupadas por pacientes de COVID-19; Segovia, con un 32,3 por ciento; Palencia, con un 33,3 por ciento; y Valladolid, con un 34,6 por ciento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí