Fernández alaba la decencia y honradez de Tudanca por no ganar a cualquier precio y destaca su credibilidad

El portavoz del Grupo Mixto y procurador de Podemos-Equo, Pablo Fernández, ha confirmado el voto a favor de los dos procuradores de la formación morada a la moción de censura que encabeza el socialista Luis Tudanca a quien ha expresado todo su «respeto personal y político» y al que ha alabado por su «dignidad, decencia y honradez» por no ganar la moción «a cualquier precio» lo que le da «credibilidad», a diferencia, ha remarcado, de las dos personas que seguirán «desgobernando por poco tiempo» esta Comunidad –Alfonso Fernández Mañueco y Francisco Igea–.

«Señor Tudanca, a usted le honra escuchar a su militancia y anteponer la decencia, la dignididad y la honradez a las ganas de llegar al Gobierno a cualquier precio».

Fernández ha reconocido a este respecto que es posible que la «celeridad» del registro de la moción censura, que se ha presentado «contra el primer presidente de la Junta perdedor de unas elecciones» y ganador de unas primarias que acabaron en los juzgados –en referencia a Alfonso Fernández Mañueco–, ha rememorado, haga que no fructifique, y ha argumentado el adelanto de la moción en Castilla y León en el «seismo» de lo ocurrido en Murcia -llevaba la firma de Cs también ha añadido Tudanca en su réplica– y en las «ansias desaforadas» de poder de Ayuso en Madrid en lo que ha tildado de «dantesco lodazal de corrupción y de maletines».

«Vamos a esperar a la votación, no nos vamos a poner en 2023», ha respondido Tudanca, quien ha admitido que la votación de la moción «está difícil» a la espera, además, del debate que queda para la sesión de tarde. «La procesión va por dentro, para tanta estabilidad demonios los nervios que tienen desde hace días», ha espetado Tudanca a PP y a Ciudadanos a los que ha recordado que la moción es «un clamor social», con un mensaje expreso a Mañueco al que ha recordado que de haber convocado elecciones anticipadas a lo mejor no había sido el candidato del PP.

«Esta moción de censura está cargada de futuro para Castilla y León», ha concluido Luis Tudanca en su última intervención en la sesión de mañana de este pleno que reanudada a las 16.45 horas.

No obstante, ambos se han mostrado convencidos de que el «cambio progresista y de iquierdas» llegará a Castilla y León y se han concitado a sacar adelante juntos un programa progresista a partir de 2023, tras un debate en el que han querido evidenciar su buena sintonía a pesar, han reconocido, de que algunas formaciones hayan intentado enfrentarles muchas veces y de que en el Gobierno de España tienen «disensos muy importantes», en palabras de Fernández, que no han impedido, no obstante, sacar adelante medidas para favorecer a la mayoría social, por lo que ha instado a trabajar «con denuedo» para conseguir lo mismo en la Comunidad.

«No lo han conseguido, independientemente de la relacion personal aquí hoy venimos a defender aquello en lo que creemos», ha afirmado Tudanca que ha aprovechado la ocasión para explicar al hemiciclo que la política es «encuentro entre el diferente», con una mención expresa a las 217 iniciativas en pleno que votaron juntos PSOE, Podemos –«al que tanto elogiaban cuando había otro vicepresidente y no otra cosa», ha rememorado– y Ciudadanos, como las 35 horas semanales en la función pública, y que «darían para un programa de Gobierno».

«Se pueden reír si quieren», ha espetado a los naranjas para zanjar: «Aquí todos parecemos moderados frente a los radicales de la Junta de Castilla y León, los señores Mañueco e Igea (…) y contra eso va esta moción, contra los radicales del Gobierno».

«No queda nadie en este país, ni la persona más candorosa, que no sepa lo que es Ciudadanos», ha lamentado por su parte Pablo Fernández que ha acusado a las élites de haber «inflado» en su día al «sostén» de los poderosos para crear un «podemos de derechas» para que, parafraseando a Lampedusa, todo cambie para que todo siga igual.

«Ciudadanos ha sido devorado por la foto de Colón», ha sentenciado Fernández que ha hecho una recomendación expresa a Pedro Sánchez para recordarle que sus bases le dijeron «con Ribera no» para advertir al secretario general del PSOE que cuando intentan acordar con la derecha las consecuencias las pagan «los de siempre, los débiles».

En este sentido, la reivindicado un programa netamente de izquierdas que esté impregnado de política fiscal y social con lo público como esencial y lo privado como excepción frente a la «pestilencia» a corrupción que han encarnado, a su juicio, los sucesivos gobiernos del PP, «apuntalados» en esta legislatura por su «alfombra naranja» Cs. «El PP es la corrupción institucionalizada», ha añadido para enumerar un «estercolero de nombres» relacionados con casos de corrupción.

Apostar por la ciencia y por el I+D, más cultura, feminismo como emblema y enseña de la Comunidad, ecología como motor y de vida y una red de infraestructuras que llene de futuro a los pueblos, son algunas de las recetas de Fernández para ese gobierno conjunto con el PSOE que ha dibujado hoy a partir de 2023 en Castilla y León para lo que ha apelado al «amparo» y a la «fraternidad».

En su réplica, Tudanca ha reconocido la «coherencia» mantenida siempre por Fernández y su adhesión a todos los pactos de Comunidad a pesar de haber tenido que «tragar bilis» a sabiendas de «cómo se comportan» en PP y Ciudadanos y han coincidido en que Castilla y León ha sufrido «el peor Gobierno en el peor momento posible» para asumir que el momento político no era el mejor.

Finalmente, el candidato socialista ha tirado de ironía para reivindicar que uno de los logros de esta moción de censura es que ha permitido devolver el «respeto parlamentario» ya que él como candidato ha decidido responder hoy a cada interviniente por separado, a diferencia de la estrategia de Fernández Mañueco que siempre agrupa a los partidos y los asuntos a debate.

«Yo quiero que recuperemos la cordura y que volvamos a estar a la pandemia y sólo a la pandemia», ha sentenciado el socialista que ha acusado a los integrantes del Gobierno de no mirar a los ojos a la gente para no dar una respuesta porque, en su opinión, les va bien que las cosas vayan mal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí