Los carnívoros están de enhorabuena. La temporada de matanzas tradicionales del cerdo alcanza su cumbre este mes, con gran actividad en aquellas familias que todavía practican este ritual y proveen sus congeladores y despensas de buenas viandas para todo el año.

En la temporada anterior se sacrificaron 373 cerdos en los hogares palentinos, según datos de la Junta de Castilla y León. Pero también en los pueblos en los que se celebran fiestas populares, como en Baños de Cerrato (Venta de Baños). Este año, la fiesta se celebra el último sábado de febrero, el día 29, en el habitual entorno de la Plaza de Castilla.

Y a pesar de que no se trata ni mucho menos de la feria más veterana del calendario (celebra su decimotercera edición), sí es ya una de las más multitudinarias de la mitad sur de la provincia.

En primer lugar, lo es porque este ritual atrae al público al aroma del chichurro y la panceta, pero también lo es por las actividades complementarias que se organizan y, especialmente, por el atractivo del mercado de productos de Palencia que se instala durante todo el día en esta plaza de la pedanía venteña.

Esta edición comienza a las 12:00 horas con la inauguración de la feria y la ambientación musical a cargo de los dulzaineros de Venta de Baños. Comenzamos también la jornada llenando la barriga, con degustaciones de pastas y orujo y sopas de ajo.

A las 12:30 horas da comienzo el rito de la matanza, que corre a cargo de matarifes experimentados que han heredado su saber hacer generación tras generación.

Tal y como nos cuenta uno de ellos, el carnicero profesional José Miguel González, el proceso ha evolucionado para garantizar una mayor seguridad alimentaria y, por supuesto, el respeto al animal.

Pero la esencia se mantiene a través de labores como el destazado o chamuscado, o sobre todo de los productos que solo pueden degustarse en esta primera fase del procesado de la carne, como la típicamente palentina sopa de chichurro.

Todo ello se realizará con calma a la vista del público, como es habitual, en una mañana que contará también con la actuación del grupo de danzas de la localidad.

Ya por la tarde, a partir de las 17:00 horas, el Ayuntamiento ha organizado talleres infantiles, tras los cuales habrá una merienda popular a las 18:00 horas, a base de lomo, panceta, chorizo y morcilla, a un precio de 2,50 € (los tickets pueden adquirirse en comercios y hostelería de Baños de Cerrato a partir del día 17).

La tarde concluirá con un concierto de folk, cuyo grupo no podemos confirmar a cierre de edición, pero que pondrá la guinda a una festividad que se caracteriza, precisamente, por el gran ambiente vecinal y participativo que alcanza, rasgo habitual de las actividades de Baños de Cerrato.

A las 20:00 horas la merienda llegará a su fin con el sorteo del cerdo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí