Da vía libre a los cambios en la ordenanza municipal que regula la tasa

Asentar población. En esa dirección va encaminada la propuesta del Ayuntamiento de Frómista de introducir bonificaciones en el Impuesto de Construcciones.

Con objeto de fijar incentivos para favorecer el asentamiento de la población en el municipio de Frómista se establecen una serie de bonificaciones.

Una primera bonificación del 80% para las obras de nueva construcción y rehabilitación de edificios que se destinen a viviendas residenciales que requieran la presentación de un proyecto o memoria redactada por técnico competente. En este caso los solicitantes deben de cumplir una serie requisitos como estar empadronado en el municipio con anterioridad a la fecha de la solicitud de la bonificación y durante al menos cinco años posteriores a su obtención y destinar el inmueble de forma efectiva como vivienda y residencia habitual.

Otro incentivo del Ayuntamiento de Frómista consiste en la bonificación del 40% para el resto para las obras de nueva construcción y rehabilitación de edificios que se destinen a viviendas residenciales que requieran la presentación de una proyecto o memoria redactada por técnico competente. En este caso el sujeto pasivo deberá de estar empadronado con anterioridad a la fecha de solicitud.

Se advierte desde el Consistorio fromisteño que estas dos bonificaciones no serán acumulables, siendo de aplicación únicamente aquella para la que se cumplan todas y cada una de las condiciones exigidas.