El Ayuntamiento declaró desierto un primer procedimiento para arrendarlo y decidió intentarlo por segunda vez en octubre

El primer procedimiento de arrendamiento del matadero de Guardo, en mayo, quedó desierto. En el segundo intento el Consistorio ha recibido una sola oferta que ha sido desestimada.

La propuesta era claramente inferior al tipo de licitación establecido, que se fijó en la segunda convocatoria en la cantidad de 735,43 €/mes más el IVA correspondiente.

La instalación, valorada en 181.000 euros (terreno y construcciones) tiene una antigüedad que supera los 30 años.

El importe de la renta en que consista el arrendamiento sería pagadero trimestralmente a trimestres vencidos, dentro de los cinco días siguientes del mes posterior.

Dicha renta se revisaría anualmente conforme al Índice de Precios al Consumo o índice que le sustituya, sin que la revisión anual pueda suponer en ningún caso la reducción cuántica del canon periódico, en su caso, mejorado.

El contrato de arrendamiento del matadero de Guardo tenía una duración de 10 años, contados desde la firma del correspondiente contrato, pudiendo prorrogarse, de año en año, hasta un período igual al inicial, es decir hasta un máximo de 20 años.

La prórroga se entiende  automáticamente siempre que no exista manifestación, bien por el Ayuntamiento de Guardo, bien por el arrendatario, con una antelación mínima de dos meses antes de la finalización del contrato.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí