Guardo se enzarza con las facturas: ¿pufos o una obligación pagarlas?

Guardo dio ayer luz verde al uso de remanentes para abonar facturas pendientes de pago. Hasta ahí, todo más o menos normal, dependiendo de lo que se considere prioritario a la hora de utilizar remanentes.

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento guardense defendió el uso de remanente para hacer frente a obligaciones de pago pendientes. » ¿No pagamos las deudas? ¿Es tan difícil de entender? ¿Se debe, no se paga, se paga con el presupuesto del 2021 o con el remanente? Pagarlo hay que pagarlo con el dinero que sea», señalaron para defender la modificación presupuestaria. «¿Pagamos o se lo dejamos a deber?», interpelaron al resto de formaciones con representación en el Consistorio guardense.

Un punto de vista que no compartió la oposición que calificó la modificación de movimiento del equipo de Gobierno para hacer frente a «pufos» que dejaron durante su anterior mandato. «El remanente no está para pagar pufos -obras del cementerio y mobiliario del Ayuntamiento-, los remanentes deben gestionarse para cosas más cercanas para los vecinos», señalaron desde Podemos.

El PSOE se posicionó también como Podemos, en contra de la modificación propuesta.

«Se intenta falsear una mala práctica, algo que tiene reparo de Intervención», precisaron desde el PSOE. «Dividir un contrato en fases, denota falta clara de previsión», añadieron para añadir que «se calculan mal las necesidades, y a posteriori se amplían, incumpliendo la ley de contratos». Calificaron la modificación que se llevaba al pleno como un «parche para pagar facturas que no se pueden pagar».

 

Imagen. Ayto Guardo

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí