GUARDERÍA CIELO ANIMAL

Guardería Cielo Animal, ubicada en la calle Río Rubagón, 9 (tlf: 979 18 28 79 – 655 933 233), ofrece servicio de guardería vacacional y de día para nuestros pequeños peludos (perros, gatos y roedores). TUS MASCOTAS EN LAS MEJORES MANOS


Desgraciadamente este 2020 está siendo un año complicado y duro de gestionar. Son muchos los meses conviviendo con una pandemia que nos limita y quita libertades en nuestro día a día. Quizás esta situación haría que como especie valorásemos la importancia de una caricia, un hogar donde sentirse seguro y del amor y empatía del resto… pero ¿y por qué no lo hacemos con otras especies?

Soy amante de los animales y no pretendo que todo el mundo lo sea, pero sí que se les RESPETE.

Durante el confinamiento estricto fueron polémica porque muchos pensaron que era un privilegio poder sacar al peludo para hacer sus necesidades. Queridos ignorantes, nuestros amigos de cuatro patas son una responsabilidad antes del Covid, durante el Covid y lo serán después del Covid, en verano con 40º y en invierno con lluvias y heladas. Algunos indeseados usaron la adopción de peludos como salvoconducto para poder salir durante el confinamiento y luego no tuvieron reparos en abandonarlo como si de un peluche se tratase.

Otro muchos han aprovechado el virus para perpetrar la peor de las traiciones: el ABANDONO. Han sido muchos los peludos desatendidos durante estos meses, sin un motivo ni causa justificada, porque no hay justificación posible para dejar tirado a un miembro de la familia, bueno, quizás si ¡NO! tener corazón. En España se abandona a un peludo cada 5 minutos… es un dato que refleja la falta de empatía.

Pero como especie destructora de todo lo que nuestro hermoso planeta nos ofrece, no nos vale con el abandono, sino que nos creemos con el derecho a infligir daño a estos angelitos de cuatro patas.
Un daño gratuito y en muchas ocasiones que roza la crueldad más horrorosa. Meses en los que han aparecido peludos ahogados en ríos o pantanos, tirados en bolsas precintadas en contenedores de basura, arrojados por ventanas y terrazas, enterrados vivos, madres con sus cachorros torturados con señales espeluznantes de un maltrato brutal… y no pasa nada… lo vemos como algo normal en nuestra sociedad y es lo que hace que no avancemos, que sigamos siendo como nuestros antepasados con taparrabos. Ojalá todo el mundo pudiese conocer el amor de un peludo, es el más desinteresado y fiel. Son amor en estado puro, sin condicionantes ni dobles intenciones. Merecen todo nuestro respeto por todo el bien que hacen acompañando a muchas personas que se encuentran en soledad, ayudando a niños con discapacidades, arriesgando su vida para salvarnos en catástrofes, ejerciendo la función de protectores para nuestros menores, ayudando a detectar cambios en nuestro organismo que son síntoma de enfermedad y lo más importante de todo proporcionando amor, mucho AMOR.

Los humanos, la especie mas egoísta y perjudicial para ella misma y para el resto, ahora se siente pequeña ante un virus mundial, pero esto no debería más que hacernos ver que NO debemos, podemos y queremos ser la pandemia para el resto.

Sandra Paramio
Cielo Animal

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí