El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, ha pedido a la población que participe en el proceso de vacunación para, si se mantiene «el ritmo de suministro», «alcanzar un grado de inmunización suficiente como para volver a la vida normal por lo menos a mediados de verano»

Así lo ha reseñado en Salamanca, donde ha explicado que el ritmo actual de inoculación es de un uno por ciento de la población al día, con jornadas por encima de 24.000 dosis, con la intención de llegar «a finales de julio» al 70 por ciento de los vecinos de Castilla y León.

«Esto nos va a permitir retomar muchas de las actividades que tenemos paralizadas», ha añadido sobre una campaña de vacunación que ha dicho que en Castilla y León está siendo «excelente» y, sobre el aumento de casos, ha mostrado su confíanza en que «en los próximos días la incidencia empiece a bajar».

También, Igea ha apuntado que la mortalidad «ha descendido de manera espectacular» con una vacunación que ha llegado a los mayores, no obstante ha reseñado que «tampoco conviene aflojar». «Estamos a punto de llegar a la orilla, tenemos que seguir nadando porque queda un poquito», ha añadido.

Sobre cuáles son las medidas que se pondrán adoptar con el 70 por ciento de la población vacunada, ha explicado que «la actividad económica está funcionando» y que, entre los principales propósitos de la Junta, está recuperar sectores como el turismo y la hostelería, pero que estos objetivos «dependen del grado de inmunización» y de «cómo» se encuentren los hospitales.

Asimismo, ha explicado que es «muy importante» retomar «lo antes posible» la actividad sanitaria de antes de la pandemia, para hacer frente «a la mayor velocidad posible» a los problemas actuales. No obstante, ha apuntado que «se ha retomado en gran parte» la sanidad precovid.

Respecto a los centros de salud y consultorios, ha indicado que las medidas se han adoptado para «mantener lo más bajo posible el riesgo de contagio», ya que en estos lugares este riesgo es «más elevado» y que la decisión se tomó bajo los criterios de la sociedad científica y los comités de expertos.

HOSTELEROS

Sobre la situación de la hostelería, ha manifestado en la rueda de prensa que entiende el «enfado» del sector pero que las medidas están «basadas en criterios científicos», de acuerdo a la incidencia y a que en los sitios cerrados en los que se retira la mascarilla «se generan más aerosoles y se producen más contagios», y ha insistido en que la Junta cumplirá con los compromisos adquiridos con los hosteleros y otras ayudas anunciadas.

En cuanto a la posibilidad, con la llegada de las mejores temperaturas, de que se amplíe el horario hasta las 23.00 horas para tener más tiempo de uso de terrazas, ha apuntado que la Junta se planteará «ese tipo de medidas» de relajación cuando la incidencia baje pero no ahora que está «creciendo».

Asimismo, sobre la postura del Gobierno en cuando a la prohibición de fumar en las terrazas, el vicepresidente de la Junta ha apoyado el acuerdo pero ha recordado que esta limitación ya está en vigor en Castilla y León. Respecto a las fiestas patronales de verano, ha apostillado que es «pronto» para decidir sobre qué ocurrirá entonces y en qué condiciones se podrán celebrar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí