Junta y Delegación del Gobierno protocolizan el rescate de personas bloqueadas por la nieve en las carreteras de CyL

La Delegación del Gobierno en Castilla y León y la Consejería de Fomento y Medio Ambiente han firmado esta mañana un Protocolo de Gestión de la atención a personas bloqueadas o retenidas en carreteras de la Comunidad ante una situación declarada de emergencia por fenómenos meteorológicos adversos, todo ello en el marco de un operativo en el que ambas administraciones suman más de 7.000 efectivos, incluido personal voluntario.

Así, el delegado del Gobierno, Javier Izquierdo, y el consejero Juan Carlos Suárez-Quiñones han establecido un sistema de transmisión de información y de toma de decisiones coordinado que puede llegar a movilizar a las subdelegaciones del gobierno, Protección Civil de la Delegación del Gobierno, la Dirección General de Tráfico, la Agencia de Protección Civil, las delegaciones territoriales de la Junta y al Centro de Emergencias 1-1-2.

Una vez se tenga constancia de que hay personas bloqueadas en los espacios de embolsamiento previsto al efecto, o retenidas en la misma carretera o ambas, y que no pueden seguir el viaje por sus propios medios y se haya determinado la activación de la emergencia, el Centro de Gestión Norte de Tráfico comunicará la situación a la Delegación del Gobierno.

El departamento de Izquierdo se encargará de reenviar la información a la Junta de Castilla y León a través de la Agencia de Protección Civil, al Centro de Emergencias 1-1-2, a sus propias subdelegaciones, y éstas a su vez se coordinarán con las delegaciones territoriales de la Junta en las provincias afectadas.

Igualmente, la Delegación del Gobierno será la encargada de informar al delegado del Gobierno en las sociedades concesionarias de autopistas de peaje que se vieran involucradas.

De toda la información generada sobre la emergencia, la Delegación de Gobierno de Castilla y León, tendrá informado al Centro Nacional de Seguimiento y Coordinación de Emergencias (CENEM) de la Dirección General de Protección Civil y Emergencias (DGPCyE).

El Protocolo establece también que en caso de que los medios activados por el Centro de Emergencias 1-1-2 de la Junta de Castilla y León no pudieran llegar a los puntos en los que los viajeros estuvieran bloqueados o retenidos por medios ordinarios para poder asistirlos, se actuará de acuerdo a lo recogido en los planes de Protección Civil, pudiendo incluso solicitar la intervención de medios extraordinarios como las Fuerzas Armadas (UME).

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha expresado su máxima disposición y colaboración con todas las administraciones en las labores de rescate y servicio a la ciudadanía ante situaciones de emergencia y ha recordado la puesta en servicio, por parte de la Junta, del Plan de Vialidad Invernal que moviliza un extenso operativo personal y material a fin de minimizar los efectos adversos de la climatología.

Ambos responsables han mantenido una reunión relacionada con la coordinación de los operativos tanto del Gobierno de España como de la Junta de Castilla y León sobre la Campaña de Vialidad Invernal 2020-2021 en las carreteras de la Comunidad.

El operativo de la Campaña de Vialidad Invernal 2020-2021 de la Junta de Castilla y León -en funcionamiento desde el 1 de noviembre de 2020 hasta el 30 de abril de 2021- se desarrolla en coordinación con todos los ámbitos que puedan verse afectados por los riesgos invernales.

En el ámbito interno de la Junta, se realiza de forma coordinada entre Protección Civil, Carreteras, Medio Ambiente, Sanidad, Educación, Servicios Sociales); en el ámbito interadministrativo, entre la Junta de Castilla y León (con sus nueve delegaciones territoriales), la Delegación del Gobierno (con sus nueve Subdelegaciones, más carreteras estatales, Guardia Civil y la UME), las confederaciones hidrográficas, las diputaciones provinciales y los ayuntamientos; y también coordinación con las empresas de suministro y prestación de servicios básicos: de suministro de agua, luz, gas y combustible, de telecomunicaciones, de transporte o de autopistas y vías de peaje.

DISPOSITIVO DE LA JUNTA

El dispositivo previsto por la Comunidad Autónoma de Castilla y León cuenta con 1.260 profesionales (de carreteras, de medio ambiente) y 2.469 voluntarios de 110 asociaciones y agrupaciones de Protección Civil que actualmente hay en Castilla y León.

A ello hay que añadir los medios materiales, 146 máquinas quitanieves y 132 almacenes de fundentes propios, que se completan con las dotaciones del Estado y de las diputaciones provinciales y ayuntamientos, todos con una clara vocación de colaboración y coordinación para reducir el tiempo de atención y respuesta, garantizando una actuación eficaz ante cualquier incidente.

El dispositivo cuenta también con la colaboración de las empresas de suministros y prestación de servicios básicos, como luz, agua, gas y combustible, telefonía, autopistas, transportes, etc., todo ello bajo la coordinación del Centro de Emergencias de Castilla y León 1-1-2.

DISPOSITIVO DEL ESTADO

El dispositivo del Estado, en el que están implicados las nueve subdelegaciones del Gobierno, el Sector de Tráfico de la Guardia Civil, el Centro de Gestión de Tráfico de la zona Norte, la UME, Protección Civil de la Delegación del Gobierno, la AEMET y las Demarcaciones de Carreteras Oriental y Occidental en Castilla y León, dispone de 3.400 efectivos.

Incluyen las 1.258 personas adscritas a las Demarcaciones de Carreteras de la Delegación del Gobierno, 1.500 agentes de la Guardia Civil, los 500 de la Unidad Militar de Emergencias y los profesionales de los Comités Ejecutivos de Emergencias, el Centro de Gestión Norte de la Dirección General de Tráfico y la Agencia Estatal de Meteorología.

Asimismo, los medios materiales comprenden 433 máquinas quitanieves, depósitos de almacenamiento de sal con capacidad para 90.000 toneladas, 103 estaciones meteorológicas, 72 plantas para fabricación de salmuera y depósitos para el almacenamiento de 4,7 millones de litros.

Todo el operativo trabaja en estrecha coordinación con la Junta de Castilla y León, diputaciones y administraciones de las regiones limítrofes con el objetivo final de garantizar la seguridad y el movimiento de personas y mercancías por carretera en estas situaciones meteorológicas adversas, previniendo la formación de placas de hielo sobre las calzadas o retirando la nieve para minimizar las perturbaciones al tránsito de vehículos.

La campaña de riesgos invernales está sustentada sobre cuatro pilares: la información, la colaboración ciudadana, la planificación y la actuación coordinada del operativo ante las situaciones de riesgo asociadas a los fenómenos meteorológicos adversos, en particular a las nevadas.

Además se pone a disposición del operativo invernal, y muy especialmente de los ciudadanos, las herramientas que permiten el acceso a la información de manera adecuada y con la antelación necesaria para adoptar las medidas de prevención más oportunas para los riesgos de las inclemencias invernales.

Los ciudadanos se pueden informar a través del portal del 1-1-2 http://www.112.jcyl.es de la Junta, información actualizada en sus redes sociales Twitter (@112cyl) y Facebook Junta de Castilla y León, además de las redes de la Delegación del Gobierno en Twitter @dgcyl, Facebook, https://www.facebook.com/DGCyL/ e Instagram, @dgcyl y las páginas de AEMET, http://www.aemet.es/es/portada, en Twitter @AEMET_CyL, y Dirección General de Tráfico, http://www.dgt.es/es/, en Twitter, @DGTes e @InformacionDGT.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí