La Catedral de Palencia acaba de cumplir 699 años el pasado 1 de junio pero lejos de lucir vieja y ajada ha terminado de hacerse unos retoques para celebrar el VII centenario desde que se colocara la primera piedra de la seo palentina y ya piensa en llevar a cabo un futuro estudio arqueológico que daría luz a muchas de las conjeturas que rodean al templo

Se trata de un proyecto «muy ambicioso» con cargo al 1,5 por ciento cultural, según ha explicado a Europa Press Florentino Díez, el arquitecto de Además Proyectos que ha liderado las obras recién acabadas junto a Ignacio Vela, cuya documentación se presentó el pasado 12 de marzo.

Con una inversión de más de dos millones de euros plantea una serie de objetivos relacionados con la recuperación de las portadas monumentales de la Catedral, como la puerta del Obispo, la reparación de los arbotantes de la girola, «que están deteriorados», y el suelo, así como concluir la restauración de la capilla de San Isidro para terminar con el lavado de cara de todas las de la girola.

«Unas obras muy importantes» que incluyen incluso un proyecto de arqueología «muy extenso» en el subsuelo y que puede arrojar restos de épocas romanas y etapas sucesivas que están sin investigar, ha apuntado Díez.

«Hasta ahora hay muchas conjeturas sobre una posible ciudad romana cuya parte más importante podría estar situada debajo de la Catedral, sobre la cronología de la cripta y su entorno inmediato. Hasta ahora son conjeturas más o menos fundadas y unas excavaciones arqueológicas sería lo único que permitiría descubrirlo. Con ello se corroborarán algunas cosas y se formularán nuevas preguntas porque es un proceso abierto» ha subrayado.

Pero por ahora ya se han concluido las obras que se han llevado a cabo y que han actuado sobre todo en el cuerpo superior de la torre, en la fachada occidental y en el interior con la restauración de las bóvedas y parámetros verticales.

«Aprovechando esta obra se ha tocado el cien por cien de la piel del edificio», ha manifestado el arquitecto encargado de las mismas, y se han generado otras complementarias como son la limpieza del retablo de la capilla mayor y también la fachada del órgano.

Además, gracias a esta limpieza se podrá volver a colocar la silla episcopal que estaba en el coro, «que es la joya principal», y se retiró temporalmente y a la que también han aprovechado para hacerle una pequeña restauración.

Paralelamente, y gracias al convenio que la Diócesis firmó con la Fundación Iberdrola se va a llevar a cabo la iluminación monumental interior de la seo. Así, se iluminarán algunas capillas, fachadas del trascoro de la capilla mayor, todas las bóvedas y la cripta.

HALLAZGOS

Estas obras también han permitido descubrir hallazgos arqueológicos y pinturas adyacentes y han generado un conocimiento sobre la Catedral gracias a la oportunidad de tener acceso a lugares a los que normalmente no se tiene. Elementos que van a permitir «reconfigurar la cronología de las fases constructivas de la Catedral», ha afirmado Florentino Díez.

En este sentido, se ha tenido acceso y se han descubierto datos «relevantes e importantes» que vienen a confirmar ciertos conocimientos. «Tenemos datos del siglo XIV y XV cuyas fuentes son documentales a base de Actas capitulares, libros de fábrica, etc, y estos descubrimientos permiten tener acceso a información física relevante», ha incidido.

«Ha habido una importante labor de documentación y esperamos que en un futuro, con tiempo y medios, se pueda generar alguna publicación para ponerla a disposición tanto de la sociedad como de los estudiosos» ha añadido.

OBRAS NO PREVISTAS

Esta remodelación también ha dado pie a llevar a cabo actuaciones que no estaban previstas inicialmente. Y es que gracias al programa de protección de los elementos de la Catedral durante las obras para que no dañaran otras piezas, se han quitado de su ubicación los Tapices de Fonseca y se han almacenado para que en un futuro se puedan restaurar y museizar «como corresponde a su categoría».

También se han restaurado cuadros y se han reubicado elementos que estaban mal colocados.

Asimismo, este año se ha constituido un órgano importantísimo como es el Consejo de Fábrica, dónde hay una presencia por parte de la Diócesis y el Cabildo, así como técnica, que es un instrumento que permite la planificación a largo plazo y evaluación de las necesidades de la Catedral para su gestión.

Al respecto, Díez ha adelantado que se va a poner en marcha un programa de mantenimiento de las cubiertas que tenían hierbas y estaban desatendidas porque es la manera de «asegurar la vida de la Catedral».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí