Este proyecto de ley tiene por objeto establecer las medidas urgentes de prevención, contención y coordinación necesarias para hacer frente a la crisis sanitaria y prevenir rebrotes

La Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados ha aprobado este martes el informe de la ponencia del Proyecto de Ley de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

Este proyecto de ley, cuya tramitación se está realizando por el procedimiento de urgencia, procede del Real Decreto-ley 21/2020, de 9 de junio, de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 convalidado por el Pleno del Congreso el pasado 25 de junio, y tiene por objeto establecer las medidas urgentes de prevención, contención y coordinación necesarias para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, así como prevenir posibles rebrotes.

Entre las medidas contempladas en el texto, se mantiene la obligación para las personas, a partir de los seis años, de usar mascarilla en la vía pública, en espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público, siempre que no resulte posible garantizar el mantenimiento de una distancia de seguridad interpersonal de, al menos, 1,5 metros.

En relación a los fabricantes y los titulares de autorizaciones de comercialización de aquellos medicamentos considerados esenciales en la gestión de la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, el texto recoge que deberán comunicar a la Dirección de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios el stock disponible, la cantidad suministrada en la última semana y la previsión de liberación y recepción de lotes de los mismos, incluyendo las fechas y cantidades estimadas.

Además, este Real Decreto incluye que las administraciones competentes velarán por garantizar la suficiente disponibilidad de profesionales sanitarios con capacidad de reorganización de los mismos de acuerdo con las prioridades en cada momento. Asimismo, alude a la garantía de un número suficiente de profesionales involucrados en la prevención y control de la enfermedad, su diagnóstico temprano, la atención a los casos y la vigilancia epidemiológica.

Asimismo, este martes se ha aprobado el informe con la enmienda número 19 planteada por el Grupo Parlamentario Plural; y las enmiendas 1, 2, 3 y 4 del Grupo ERC. Además, se ha rechazado la enmienda 62 del Grupo Parlamentario de Ciudadanos; otras enmiendas presentadas por el Grupo Plural; y todas las impulsadas por el Grupo Parlamentario del PP y el Grupo Parlamentario de VOX.

Finalizada la Comisión de Sanidad, que tiene competencia legislativa plena, el dictamen aprobado será remitido al Senado, sin necesidad de pasar previamente por el Pleno del Congreso.

Críticas a la tramitación parlamentaria

Los grupos parlamentarios de VOX y PP en el Congreso de los Diputados han tachado de «farsa» y de «tomadura de pelo» la tramitación del Proyecto de Ley de medidas urgentes de prevención, contención y
coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el
COVID-19 (procedente del Real Decreto-ley 21/2020, de 9 de junio).

Así lo han señalado los disputados de ambos grupos en la Comisión de Sanidad, donde que tramita este proyecto de ley con competencia legislativa plena, el dictamen aprobado, incluyendo el informe de la Ponencia y las enmiendas que cuenten con el visto bueno. Todo ello será remitido al Senado sin necesidad de pasar previamente por el Pleno de la Cámara Baja.

«Estamos ante una tomadura de pelo. Han sido ocho meses perdidos y una tramitación legislativa que va a pasar a la historia por ser la tomadura de pelo más grande que hemos vivido en la historia de esta cámara», ha lamentado la diputada del Grupo Parlamentario Popular, Ana Pastor.

Del mismo modo se ha pronunciado también la diputada ‘popular’, Elvira Velasco, quien ha asegurado, tras lamentar que no se haya admitido ninguna enmienda presentada por su grupo parlamentario, que esta ley «sirve de poco o nada». «Esto parece una broma si la crisis sanitaria no fuera tan trágica como ha sido», ha apostillado.

En este sentido, la diputada del Grupo Parlamentario del PSOE, Carmen Andrés Añón, ha explicado que se han rechazado las enmiendas del PP porque pretenden una «regulación excesiva» de cosas concretas que harían que fuera una ley «corsé» y que, además, muchas provocan un «claro conflicto de competencias».

Por su parte, el diputado del Grupo Parlamentario de VOX, Juan Luis Steegmann, ha comentado que el desarrollo de la ponencia ha sido «desde el principio un caso flagrante de filibusterismos parlamentarios», en el que la izquierda «ha pretendido retrasar los trabajos para obedecer a las iniciativas del Gobierno y porque no sabían que hacer con la misma».

A juicio del diputado de VOX, «la izquierda no sabe qué hacer con la nueva normalidad». Por ello, ha reiterado que la ponencia de la ley ha sido «un fracaso» porque no se han enfocado «bien» los trabajos desde el principio, los cuales «la izquierda ha querido desenfocarlos».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí