Barruelo calculó semanas atrás que los efectos de la riada se han traducido en 326.000 euros en daños

La declaración de Barruelo de Santullán como Zona Catastrófica, tras las riadas sufridas el pasado mes de diciembre, se traduciría en una cobertura del 50% de los daños sufridos por las infraestructuras y dotaciones.

Es el porcentaje sobre el que trabaja el Consistorio que, obviamente, ha abierto otras vías para lograr que la cobertura de los daños sea total por parte de las Administraciones.

Hasta la fecha mucho se ha hablado de los daños, los efectos y los cálculos, pero nada de que esa declaración de Zona Catastrófica no da una cobertura del 100 por 100, ni mucho menos, ya que solo llegaría a sufragar la mitad de las inversiones estimadas para restituir a la normalidad las dotaciones dañadas por los efectos de las riadas.

La peor parte se la ha llevado el edificio nuevo de la Residencia Santa Bárbara, cuyos arreglos ascienden a más de 136.000 euros.

Asimismo los caminos del Barrio Helechar, completamente destrozados, tendrán un coste de reparación de 46.280 euros. Por otro lado, las incidencias en la avenida de la Constitución, Vía Antoniana y calle Brañosera, se valoran en 43.000 euros, 15.000 más para una escollera en la calle Baja del Río, 30.000 para reparación de muros, 11.000 para el arroyo del Barrio San Juan, 15.000 para arreglo de puentes, y otros 30.000 para arreglos de edificios.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí