La producción de vehículos en España cayó un 17,3por ciento el pasado mes de febrero, hasta situarse en las 217.065 unidades, debido a la menor demanda y a la escasez de microchips, que está afectando a toda la industria automovilística a nivel mundial

Según datos de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), en lo que va de año el ensamblaje de vehículos en las factorías españolas se redujo un 13,4por ciento, hasta las 435.266 unidades.

«La mala evolución de las matriculaciones en los principales mercados de exportación para España, junto con la mala evolución del mercado nacional, y la crisis de microchips, que se está presentando como una cuestión más estructural que coyuntural sin previsión de acabar, están empeorando las cifras de producción de las fábricas españolas», ha lamentado Anfac.

Así, las fuertes caídas registradas en mercados como Francia (-21por ciento), Reino Unido (-35,5por ciento) o Portugal (-59por ciento) fueron «determinantes» para la bajada de la producción en España, así como la situación del mercado nacional, que descendió un 44,6por ciento en febrero. «No hay que olvidar que uno de cada cinco vehículos vendidos en España es de fabricación nacional», ha explicado la asociación.

«Esperamos que la escasez de microchips y la baja demanda se puedan empezar a resolver, pues es muy importante recuperar la senda de producción lo antes posible», ha indicado el director general de Anfac, José López-Tafall.

Por tipo de vehículos, los turismos y todoterrenos contabilizaron un descenso del 20por ciento, hasta 168.684 unidades, mientras que en lo que va de año bajaron un 14,2por ciento, con 341.489 unidades. Por su parte, la producción de comerciales e industriales se redujo un 6,2por ciento, con 48.381 unidades el mes pasado, mientras que entre enero y febrero descendió un 10,1por ciento, con 93.777 unidades.

En cuanto a fuentes de energía, los vehículos de gasolina bajaron un 16,6por ciento su producción, con 128.920 unidades, así como un 13,2por ciento en lo que va de año, con 256.777 unidades. Aun así, representan casi el 60por ciento de los modelos que se construyen en España.

El diésel descendió un 28,2por ciento, con 67.987 vehículos en febrero, así como un 26,7por ciento en lo que va de año, con 137.302 unidades. El ensamblaje de modelos eléctricos subió un 6,6por ciento en febrero (5.685 unidades) y un 58,6por ciento en los dos primeros meses de 2021 (12.144 unidades).

En España se fabricaron 12.203 híbridos enchufables el mes pasado (+171,7por ciento) y 24.559 unidades hasta febrero (+251,2por ciento), además de 1.984 modelos de gas natural en febrero (-14,6por ciento) y 3.797 unidades hasta el mes pasado (+0,9por ciento). La producción de vehículos híbridos bajó un 68,2por ciento en febrero (286 unidades) y un 58,7por ciento en lo que va de año (687 unidades).

«Pese a la caída de la demanda en Europa y el problema con las materias primas, que está lastrando el dato de producción general, las fábricas en España mantienen una progresión al alza en cuanto a vehículos electrificados, con una cuota estable cercana al 10por ciento», ha subrayado López-Tafall.

En cuanto a la exportación, se envió fuera de las fronteras españolas un total de 182.921 vehículos en febrero, un 15,6por ciento menos en comparación con el mismo mes de 2020. En lo que va de año, las exportaciones acumulan una caída del 8,2por ciento, con 367.600 unidades.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí