Diversas modificaciones en el proyecto, entre las que sobresale la supresión de la fuente como elemento ornamental

 

La Plaza Vieja de Saldaña está a punto de ver finalizada la intervención del 1,5% Cultural aprobada en enero de 2018.

El proyecto está solo pendiente de algunos remates y presenta, como principal novedad, con respecto al diseño inicial que se aprobó, la supresión de la fuente ornamenta.

Teniendo en cuenta las premisas establecidas y los problemas detectados en la Plaza Vieja de Saldaña se planteó un proyecto que consigue un mejor funcionamiento del municipio desde el punto de vista turístico y una puesta en valor del casco tradicional de Saldaña.

La Restauración y Revitalización Funcional del Conjunto Histórico la Plaza Vieja de Saldaña se presupuestó en 404.000 euros y se adjudicó en 308.000, montante al que hay que sumar dos modificaciones del proyecto aprobadas desde 2019.

El sector afectado engloba los espacios públicos de la Plaza Vieja, por entender estos lugares como hitos urbanos tradicionales.

Todo el sector, según el proyecto aprobado y que se ejecuta, se propone como un área recuperada para la historia y la cultura, no por ello despreciando su funcionamiento económico y social, sino al contrario.

Se ha planteado peatonalizar el sector, no de una forma homogénea, sino por grados, atendiendo así a las necesidades puntuales de cada zona y a su relación con el resto del casco urbano.

El tratamiento físico de cada nivel en todo caso es el mismo, dado que se entiende la Plaza Vieja de Saldaña como un espacio homogéneo, y único.

La nueva Plaza Vieja se convertirá en un centro de actividades al aire libre, capaz de albergar ferias de pequeños comerciantes y artesanía, se puede comportar como auditorio o salón de actos al aire libre, salón de exposiciones alojando una carpa de forma adecuada, o en el uso doméstico -diario-, sin afectar las condiciones estéticas del Conjunto Histórico.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí