La gran banca se blinda contra el Covid dotando provisiones por 12.000 millones en el primer semestre

Los seis bancos que cotizan en el Ibex 35 han vuelto a sacrificar sus ganancias en el primer semestre de 2020, incurriendo en pérdidas históricas en algunos casos, para blindar su balance ante el aumento del riesgo derivado de la crisis económica que han ocasionado las medidas de contingencia implementadas para mitigar la expansión del coronavirus.

Esta situación excepcional ha llevado a la gran banca a protegerse ante potenciales insolvencias adoptando una postura de prudencia y realizando provisiones de forma agregada por importe de unos 11.900 millones de euros, en vistas de que el escenario continuará deteriorándose y que el coste de riesgo ha aumentado considerablemente.

BBVA, entidad que se ha anotado pérdidas por 1.157 millones de euros durante el primer semestre de este año ha realizado dotaciones por 2.104 millones de euros, de las que 1.460 millones se aplicaron en el primer trimestre y 644 millones en el segundo, que se unen al ajuste del fondo de comercio de Estados Unidos por 2.084 millones de euros contabilizado en el primer trimestre.

Banco Santander ha dotado 7.030 millones de euros para hacer frente al deterioro del valor de los activos financieros por los efectos derivados del Covid-19. En su caso, también ha impactado una actualización de los fondos de comercio de sus inversiones y de los activos fiscales diferidos (DTAs) de 12.600 millones de euros, lo que ha generado un cargo extraordinario sin efecto en caja.

Por su parte, CaixaBank ha cerrado el primer semestre con un beneficio atribuido de 205 millones de euros, un 67% menos respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, tras realizar en estos seis primeros meses una provisión extraordinaria de 1.155 millones de euros por el impacto de la crisis sanitaria.

Asimismo, Bankia registró un beneficio neto de 142 millones de euros durante la primera parte de 2020, un 64% inferior al obtenido hace un año, debido a las provisiones para hacer frente a posibles contingencias como consecuencia de la situación generada por el coronavirus.

Igualmente, Banco Sabadell ha cerrado con ganancias atribuidas de 145 millones de euros hasta junio, un 72,7% menos respecto al mismo periodo del año pasado tras destinar 1.089 millones de euros a provisiones por la actualización de los modelos de la normativa contable IFRS9 que incorporan los nuevos escenarios macroeconómicos por el Covid-19.

De su lado, Bankinter registró un beneficio neto de 109,1 millones de euros en el primer semestre de este año, lo que supone un descenso del 64,7% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, debido a las provisiones extraordinarias de 192,5 millones de euros para afrontar el cambio de escenario macroeconómico y por la ausencia de los extraordinarios de 2019.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí