Montante económico destinado a proyectos empresariales viables ubicados en Castilla y León, que contribuyan a impulsar la actividad económica, recuperar la capacidad industrial y la creación de empleo en aquellas zonas, sectores y empresas con especiales necesidades de reindustrialización y de recuperación de la actividad empresarial

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León ha aprobado una subvención de diez millones de euros a Sodical para financiar necesidades de inversión y de capital circulante de proyectos empresariales viables ubicados en Castilla y León, que contribuyan a impulsar la actividad económica, recuperar la capacidad industrial y la creación de empleo en aquellas zonas, sectores y empresas con especiales necesidades de reindustrialización y de recuperación de la actividad empresarial.

Esta subvención se realizará a través de la participación en el capital social de las compañías o la concesión de préstamos participativos durante el periodo 2021-2023.

Estas ayudas de diez millones financiarán proyectos que permitan una inversión inducida total de 58.000.000 de euros durante la duración del mismo y un empleo asociado de 1.250 puestos de trabajo.

La subvención financiará, mediante instrumentos de capital riesgo, participaciones en el capital social y préstamos participativos, la recuperación de la actividad industrial y del empleo perdido de las compañías afectadas por situaciones de crisis, así como la revitalización de las áreas especialmente desfavorecidas.

Las empresas y los emprendedores destinatarios serán aquellos con domicilio social o centro de trabajo en Castilla y León que realicen inversiones con necesidades de circulante en centros de trabajo de la Comunidad.

Los proyectos se ubicarán en áreas desfavorecidas o en las que concurran especiales necesidades de reindustrialización, así como en los territorios para los que se han aprobado planes territoriales de fomento.

ENTORNOS RURALES

Asimismo, podrán ser objeto de financiación los proyectos que se desarrollen en entornos rurales en los que exista una ausencia estructural y objetiva de actividad industrial. Además, podrán financiarse proyectos de inversión y necesidades de circulante que ayuden a la recuperación de la actividad económica y el empleo perdido de empresas afectadas por la crisis, que hayan estado sometidas a procesos concursales, así como empresas creadas a partir de estos procesos.

Tanto los préstamos participativos como las participaciones en el capital de las empresas tendrán un importe comprendido entre los 90.000 y los cuatro millones de euros con un límite máximo de permanencia de diez años, con un máximo del 49 por ciento de participación en el capital social si fuera el caso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí