La Mesa de Autoconsumo de la energía solar fotovoltaica de Castilla y León ha impulsado su desarrollo con la creación de tres grupos de trabajo en los que se apoyará para detectar y reducir o eliminar las trabas que dificultan el autoconsumo.

De esta manera, se han puesto en marcha los grupos de trabajo vinculados a los aspectos de normativa eléctrica, comunicación y municipios, a los que se sumarán en los próximos meses los relacionados con formación y financiación, señala la Junta a través de un comunicado remitido a Europa Press.

El objeto de la Mesa de Autoconsumo Energético, constituida el pasado 14 de octubre, es impulsar una energía distribuida, renovable y accesible que promueva el ahorro energético y económico de hogares e industrias, ejerciendo además de palanca tractora en la creación de empleo cualificado, consolidación de la población en el entorno rural y generación de actividad económica tan necesaria frente a la crisis sanitaria, así como para facilitar el desarrollo de energías que reduzcan las emisiones de CO2 a la atmosfera.

De esta manera, el grupo de trabajo de Comunicación liderará todas las acciones de comunicación y coordinará la elaboración del material necesario para difundir el autoconsumo, tanto entre la ciudadanía, como entre los técnicos de las administraciones y miembros de las asociaciones representadas en la Mesa, añade la Junta.

Por su parte, el grupo de trabajo de Normativa Eléctrica se centrará en la propuesta de soluciones para agilizar los trámites asociados a la tramitación eléctrica de las instalaciones, como pueden ser los puntos de acceso y conexión, las legalizaciones y registros, las modificaciones de contratos de acceso, la aplicación del mecanismo de compensación simplificada o los esquemas de conexión, entre otras cuestiones.

Por último, el grupo denominado Municipios abordará las soluciones para agilizar los trámites asociados a las licencias urbanística, medioambiental y de actividad, así como para implantar bonificaciones fiscales y la ejecución de instalaciones ejemplarizantes por los propios ayuntamientos y diputaciones en sus dependencias.

«Con los trabajos que se han iniciado se espera conseguir que, en los próximos meses, los potenciales demandantes de estas instalaciones cuenten con información sobre el autoconsumo y con unos trámites administrativos más ágiles y claros, con el fin de permitir un desarrollo más acelerado y ordenado del sector en la Comunidad», señala la Junta.

IMPORTANTE DEMANDA

La «enorme» demanda que está teniendo este tipo de instalaciones en Castilla y León se traduce en que, entre los meses de enero y noviembre de 2020 se han instalado casi 65.000 kilovatios de potencia fotovoltaica en autoconsumo en la Comunidad, esto es, un 800 por ciento más que en todo 2019. De ahí que sea necesario velar porque este importante aumento se realice en las mejores condiciones de calidad y confianza para los usuarios y con las menores trabas administrativas posibles, impulsando además el aumento del tejido empresarial local.

La Mesa de Autoconsumo es un organismo que está participado por el sector profesional. Así, además de representantes de la Consejería de Economía y Hacienda a través de la Dirección General de Energía y Minas, está presente la Dirección General de Calidad y Sostenibilidad Ambiental de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente; la Dirección General de Industria de la Consejería de Empleo e Industria; y la Federación Regional de Municipios y Provincias (FRMP), concluye el comunicado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí