El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, presentó el pasado 15 de julio el convenio entre el Ayuntamiento de Grijota y la Sociedad de Medio Ambiente de Castilla y León, Somacyl, para la construcción de una nueva estación depuradora de aguas residuales (EDAR) y emisario. Cuatro meses después ya se conoce la oferta seleccionada para ejecutar los trabajos.

27 empresas se interesaron por el proyecto y 7 presentaron ofertas económicas que estaban por debajo de lo que se considera viable para la ejecución del proyecto, salvo que, mediante informe, fueran capaces de justificar esas bajas desproporcionadas y así no verse excluidos del proceso de licitación.

Precisamente una de esas empresas ha sido la propuesta para la adjudicación de la obra tras justificar su propuesta.

Ha realizado una oferta económica de 4.009.642,46 € sin IVA que supone una baja económica de 36,42%. Esto supone una diferencia de 3,36 % respecto a la baja que marca el límite de las bajas proporcionadas.

La empresa seleccionada para construir la depuradora de Grijota basa su justificación en:

– Maquinaria y medios propios.

– Experiencia en obras similares.

– Estudio económico.

La entidad adjudicataria analizado un estudio económico incluyendo un análisis económico de todas las partidas, incluyendo las ofertas de los proveedores, así como las cartas de compromiso. Considera que se justifica de forma correcta y mediante listado la relación de maquinaria propia amortizada, así como el resto de los recursos disponibles para la realización de las obras previstas en Grijota.

Asímismo se justifica correctamente, desde su punto de vista, la experiencia en obras similares. Por tanto se considera que la oferta para la EDAR de Grijota está correctamente justificada.

El presupuesto inicial marcado era de 7.615.483 euros -financiando el 20% el Ayuntamiento y el resto por Somacyl, con la colaboración del fondo europeo Feder-. Esa cantidad se verá rebajada en la adjudicación final ese 36% antes reseñado.

Las obras tendrán una duración de dos años y la puesta en servicio de la nueva depuradora para recoger las aguas residuales del municipio de Grijota beneficiará a casi 9.000 habitantes equivalentes.

El proyecto prevé la construcción de sendos emisarios, que suponen el 40 por ciento de la obra, para recoger las aguas residuales del núcleo de Grijota y de las urbanizaciones en el entorno de la carretera CL-615. Dichos emisarios se reunirán en la parcela donde se construirá la nueva EDAR, diseñada para tratar un caudal medio de 74,48 metros cúbicos por hora y con capacidad máxima para un caudal punta de 446,85 metros cúbicos por hora.

Además de las líneas de aguas y de fangos propias de las estaciones depuradoras y del correspondiente tratamiento biológico, en Grijota está proyectado también un edificio para alojar la sala de control y un segundo edificio industrial para alojar los cuadros eléctricos, las soplantes del tratamiento biológico y los equipos de deshidratación de fangos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí