Caen un 63,2 por ciento los matrimonios que pasan de 2.680 en el primer semestre de 2019 a los 985 del mismo periodo de 2020

La comunidad autónoma de Castilla y León ha registrado el tercer saldo vegetativo más negativo del país, con 12.668 personas menos en el primer semestre de 2020, sólo por detrás de Cataluña (-15.347 personas) y de la Comunidad de Madrid (-14.895), y 4.585 superior al que anotó entre enero y junio de 2019, cuando se situó en -8.083 personas.

Así consta en la ‘Estadística del Movimiento Natural de la Población (MNP) – Nacimientos, Defunciones y Matrimonios’ publicada este martes, 26 de enero, por el Instituto Nacional de Estadística (INE) con datos provisionales relativos al primer semestre de 2020 que recoge Europa Press.

Según este informe, los nacimientos cayeron un 4,2 por ciento en Castilla y León, que iguala la media nacional, y décimo mayor descenso del país, mientras que las defunciones aumentaron un 28,2 por ciento, cuarto mayor incremento del país y 8,6 puntos por encima de la media que subió un 19,6 por ciento.

En concreto, el número de nacimientos en Castilla y León alcanzó los 6.815 en el primer semestre de 2020 frente a los 7.111 de los seis primeros meses de 2019, mientras que las defunciones pasaron de las 15.194 del primer semestre de 2019 a las 19.483 del primer semestre de 2020.

Estos datos dejan ese saldo vegetativo negativo de -12.668 personas, 4.585 más que entre enero y junio de 2019, cuando se situó en -8.083 personas.

En España, el crecimiento vegetativo de la población (la diferencia entre nacimientos y defunciones) presentó un saldo negativo de 95.326 personas durante la primera mitad del año.

Según esta estadística, en la primera mitad de 2020 se registraron 168.047 nacimientos, un 4,2 por ciento menos que en el mismo periodo del año anterior, al igual que en Castilla y León.

De este modo, el número de nacimientos en el primer semestre continúa con la tendencia a la baja de los últimos años, sólo interrumpida en 2014.

Además, durante el primer semestre fallecieron en España 262.373 personas, un 19,6 por ciento más que en el mismo periodo de 2019, debido, principalmente, al efecto de la pandemia de COVID-19 desde el mes de marzo, explica el INE. Castilla y León supera en este caso esa media y alcanza un aumento del 28,2 por ciento.

El número de nacimientos sólo aumentó en la primera mitad de 2020 en la ciudad autónoma de Ceuta (6,2 por ciento) y los mayores descensos se dieron en la ciudad autónoma de Melilla (-22,1 por ciento), Comunidad de Madrid (-6,6 por ciento) y Comunidad Foral de Navarra (-6,5 por ciento).

El número de defunciones aumentó en todas las regiones, salvo en Islas Baleares y Región de Murcia. Los mayores aumentos se dieron en Comunidad de Madrid (64,3 por ciento), Castilla-La Mancha (46,2 por ciento) y Cataluña (31,8 por ciento), con Castilla y León en cuarto lugar con ese 28,2 por ciento.

El saldo vegetativo fue positivo en el primer semestre en Región de Murcia (673 personas), Islas Baleares (335) y en las ciudades autónomas de Melilla (167) y Ceuta (85) mientras que los saldos más negativos se dieron en Cataluña (-15.347 personas), Comunidad de Madrid (-14.895) y Castilla y León (-12.668).

Por otro lado y según esta estadística, el número de matrimonios registró descensos superiores al 50 por ciento en todas las comunidades autónomas, con un 63,2 por ciento menos en el caso de Castilla y León que supera la media (-60,8 por ciento) y anota el cuarto mayor descenso autonómico.

En concreto, Castilla y León pasó de los 2.680 matrimonios registrados en el primer semestre de 2019 a los 985 del mismo periodo de 2020.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí