La Red de Informadores de Garantía Juvenil de CyL recibe 55.000 consultas e inscribe a más de 26.000 jóvenes desde 2015

La Red de Informadores del Sistema de Garantía Juvenil han recibido 55.000 consultas, ha realizado 26.184 inscripciones y desarrollado 266 acciones formativas para más de 6.000 alumnos de los últimos cursos de universidades y ciclos formativos desde su creación en 2015.

Así se ha puesto de manifiesto en el marco de la firma de un adenda que han rubricado la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, y la presidenta del Consejo de la Juventud de Castilla y León, Sandra Ámez, para la realización de acciones en materia de empleabilidad de los jóvenes de la Comunidad, con la que se pretende facilitar su acceso al Sistema Nacional de Garantía Juvenil.

Se trata además de ofrecer un servicio de información y asesoramiento, para que los jóvenes de entre 16 y 29 años puedan encontrar cuanto antes un puesto de trabajo y también de garantizar el seguimiento de este programa para 2021.

Así, se trata de apoyar la labor de la Red de Informadores, que desde 2015 hasta la actualidad ha atendido casi 55.000 consultas, ha realizado 26.184 inscripciones y ha llevado a cabo 266 acciones formativas en las que han participado más de 6.000 alumnos de los últimos cursos de las universidades y ciclos formativos.

En lo que va de 2021 se han atendido casi 10.000 consultas y realizado casi 2.500 inscripciones, además de 34 acciones formativas presenciales en las que participado 1.630 jóvenes y siete ‘webinar’ con 345 participantes. Estas cifras son similares a las del ejercicio anterior, cuando se realizaron 9.904 consultas, se inscribierno 3.066 personas y participaron en acciones formativas 1.946 jóvenes, teniendo en cuenta que aún no ha finalizado el presente año.

La consejera ha señalado que en Castilla y León se han inscrito en el Sistema de Garantía Juvenil 89.521 jóvenes, el 30,5 por ciento de los casi 293.500 que hay en la Comunidad, que cuenta con una de las tasas más bajas, se sitúa en quinto lugar entre las comunidades, de jóvenes que no trabajan ni estudian, con un 17,4 por ciento (4,6 puntos menos que la media, que es del 22 por ciento). Aún así, considera que son valores elevados y de manera conjunta y coordinada se va a trabajar para reducir estos números.

En el marco de la firma, Blanco ha reconocido que el empleo de los jóvenes es una de las principales prioridades de la Junta de Castilla y León ya que, en estos momentos de crisis ocasionada por la pandemia de la COVID-19, son los que están teniendo más dificultades para acceder al mercado laboral.

APOYO DE LA JUNTA

De hecho ha recordado que, para reforzar su formación y asesoramiento, el Ejecutivo autonómico destinó el pasado año 232.500 euros al Consejo de la Juventud de Castilla y León y este ejercicio una cuantía similar. Además, ha agregado que otro objetivo de la Consejería es trabajar en la estrategia que supone el nuevo plan de juventud, dado que este año finaliza el vigente.

Para que los jóvenes puedan beneficiarse de dichas acciones, es imprescindible que estén inscritos en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil, motivo por el cual, y para facilitar su acceso, en 2015 se constituyó la Red de Informadores, fruto de la colaboración entre la Consejería y el Consejo de la Juventud de Castilla y León, que está financiada íntegramente con presupuesto autonómico y gestionada a través del Consejo de la Juventud.

Esta red, formada por once informadores (uno por provincia y dos en Valladolid y Palencia), se encarga de dar a conocer el sistema de Garantía Juvenil entre los jóvenes, garantizando su acceso en igualdad de condiciones, atendiendo a sus necesidades específicas con especial dedicación a los jóvenes en riesgo de exclusión social o con dificultades en su acceso al mercado laboral, que cuentan con actuaciones preferentes para obtener un empleo, o retornar al sistema educativo.

Con la firma de este lunes se da continuidad al convenio firmado en febrero de 2019 entre la Consejería y el Consejo para desarrollar actuaciones conjuntas que facilitaran la inscripción de los jóvenes en el Sistema de Garantía Juvenil y llevar a cabo un seguimiento y orientación a los inscritos.

El Sistema de Garantía Juvenil es un programa promovido por la Unión Europea para mejorar la empleabilidad de los jóvenes no ocupados ni integrados en los sistemas de educación o formación con edades comprendidas entre los 16 y los 29 años.

Sandra Ámez ha explicado que Castilla y León es pionera a nivel nacional por cómo se gestiona la red, con servicios llevados «por jóvenes y para jóvenes», de forma que es una de las únicas comunidades que sigue la recomendación de la UE de que sea servicio llevado por la juventud y sus consejos autonómicos.

La presidenta del Consejo de la Juventud ha apuntado que ante la crisis sanitaria actual y la económica es «más necesario y fundamental» fomentar este tipo de estrategias que mejoren empleabilidad y formación de la juventud y, de hecho, ha agregado que a lo largo del año que viene se analizarán los puntos fuertes y débiles para mejorarlo a posteriori.

Precisamente Sandra Ámez ha incidido en que la situación que se está viviendo es bastante compleja tanto para los jóvenes como para los que no lo son, aunque los primeros quizá no tienen tanto riesgo sanitario por no contar con tantas patologías, aunque la crisis económica les va a afectar «en gran medida», dada la sensación de cuál será el futuro.

Por otro lado, ha aclarado que la imagen de los jóvenes que se ha transmitido o es la que les representa, dado que no se han puesto en valor todas las iniciativas de jóvenes estos meses que se han situado «al pie del cañón» a la hora de ayudar a las personas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí