La solución para gestionar residuales que van al Carrión sin depurar en Villamuriel costará dos millones de euros

El agua será bombeada de Villamuriel a Palencia

Villamuriel ha encontrado la solución a los problemas que arrastra desde hace lustros con la gestión de las aguas residuales que acaban en el río Carrión. Y esa solución tiene un precio: dos millones de euros.

Es la cantidad incluida en el convenio aprobado por el Ayuntamiento y que se firmará con Somacyl para construir una estación de bombeo. Un convenio que incluye además el mantenimiento de la infraestructura.

El problema está en las aguas que llegan a la margen izquierda del cauce procedentes de núcleos y de instalaciones fabriles localizadas en el término municipal cerrateño. No se depuran.

A tal efecto responsables municipales han llegado a un acuerdo con la Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente de Castilla y León (Somacyl) para financiar un sistema de gestión de las aguas residuales que permitirá su bombeo a la capital.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí