Las llamadas al 112 descienden un 33,8% pero suben por accidentes en casa un 53% y consultas médicas un 1.103%

Las llamadas al Servicio de Emergencias 1-1-2 de Castilla y León han descendido un 33,8 por ciento en los doce primeros días del mes de abril y aunque se ha registrado un descenso del 50 por ciento en las llamadas de alerta por accidentes de tráfico por contra ha subido un 53 por ciento los avisos por incidentes domésticos y un 1.103 por ciento las llamadas por consultas médicas

Así lo ha anunciado este martes el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, quien ha comparecido en la rueda de prensa diaria de la responsable de Sanidad, Verónica Casado, para dar cuenta de la evolución de la pandemia del CIVID-19 en la Comunidad, donde se han alcanzado los 13.180 casos, 552 nuevos en las últimas 24 horas.

Durante su intervención, el consejero de Fomento y Medio Ambiente ha explicado que en lo que se refiere al 1-1-2, servicio que se reforzó al inicio de la crisis sanitaria para gestionar el gran volumen de llamadas que se recibían a diario, se ha registrado «un descenso de los incidentes fuera de casa» como consecuencia de las medidas de confinamiento y restricción pero han crecido «los incidentes dentro de casa».

Así, se ha referido que del 30 de marzo al 12 de abril este servicio de emergencias atendió un total de 1.324 llamadas frente a las 2.000 de las consultas atendidas en el mismo periodo de 2019, es decir, una caída del 33,8 por ciento.

Esto viene motivado por la caída de las llamadas de accidenes fuera de casa, como un descenso del 50 por ciento de avisos por accidente de tráfico o del 55 por ciento por atropellos de animales, así como una bajada del 52 por ciento de alertas por incidentes sanitarios en lugares públicos, informa EP.

Por contra, se ha registrado un incremento del 1.013 por ciento de las llamadas que tienen que ver con consultas médicas, de un 53 por ciento con accidentes domésticos, de un 236 por ciento de avisos por asuntos sociales y de un 53 por ciento por problemas de ruido.

Estas cifras contrastan con las 96.000 llamadas atendidas por el Servicio de Emergencias 1-1-2 al inicio de la crisis sanitaria, entre el 9 y el 29 de marzo, un periodo en el que en el año 2019 se contabilizaron 67.000 avisos telefónicos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí