El Comité Europeo de las Regiones ha subrayado la «urgente necesidad» de que los planes nacionales de recuperación se utilicen también para revitalizar las zonas rurales de la UE después de que la pandemia haya «expuesto y exacerbado» muchos de los problemas a los que se enfrentan desde hace tiempo.

La comisión de Recursos Naturales del organismo mantuvo este jueves una reunión con eurodiputados de la Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo, en la que representantes de ambas instituciones enfatizaron que la crisis ha «expuesto y exacerbado las consecuencias de una serie de amenazas duraderas a las que se enfrentan las zonas rurales».

Sin embargo, la pandemia «también puede representar una oportunidad única para garantizar que todas las políticas europeas presten atención al desarrollo rural y para que las regiones y las ciudades no sean excluidas de los planes de recuperación «postCovid». «Los fondos disponibles para los planes de recuperación deberían ser movilizados con prioridad para el beneficio de las áreas rurales», destaca el Comité Europeo de las Regiones en un comunicado.

En este contexto, la presidenta de la comisión de Recursos Naturales del organismo, Ulrika Landergren, ha recordado que las regiones tendrán que «hacer más con menos» porque el presupuesto global para desarrollo rural en los próximos años es un 8% menor.

«En consecuencia, tenemos que maximizar la eficiencia de esos recursos presupuestarios limitados haciendo que las regiones estén totalmente involucradas. Si las políticas europeas no se basan en las regiones y si no dan a esas áreas los recursos suficientes para desarrollar sus propias medidas y experimentos, no conseguiremos los resultados que esperamos», ha advertido la liberal sueca.

El secretario autonómico para la UE y Relaciones Externas de la Generalitat Valenciana y portavoz del grupo socialista en la comisión de Recursos Naturales, Joan Calabuig, ha señalado que el futuro a largo plazo de las zonas rurales es «un tema crucial para todos», al tiempo que ha remarcado que «la cohesión social y también la territorial se ha debilitado en Europa en los últimos años».

Así, el valenciano ha apuntado que «sin la incorporación debida de las áreas rurales, el impulso del Pacto Verde europeo no será posible ni justo». Además, ha reivindicado que la PAC «no es el único instrumento para relanzar las zonas rurales» y que deben adoptarse medidas para «diversificar la economía rural más allá de la agricultura».

«Estas políticas deben impulsar una mejor conectividad digital, en particular a través de soluciones de transporte colectivo y limpio entre nuestras ciudades y las zonas rurales», ha propuesto Calabuig, para después añadir que también se debe apoyar «decididamente» el «tremendo esfuerzo» necesario para conectar digitalmente las áreas rurales con los centros económicos.

«Esta transformación es posible y para ello, es fundamental reforzar el papel de las regiones en la gestión de la política agrícola común y, en particular, de su componente de «desarrollo rural», ha expresado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí