Las unidades de cuidados críticos de los hospitales de Castilla y León han registrado siete ingresos en las últimas horas, según los datos notificados este viernes en la web de Datos Abiertos de la Junta, lo que supone la cifra más alta desde la primera semana del mes de mayo, aunque lejos todavía de los niveles de ingresos de las tres primeras olas de la pandemia.

Según los datos que se pueden consultar en el apartado de Situación epidemiológica del coronavirus en Castilla y León, las UCI de los hospitales de la comunidad cuentan este viernes con un total de 233 pacientes, de los cuales 45 tienen el COVID-19, un 19 por ciento, también lejos de porcentajes de otros momentos de la pandemia, ya que en las tres primeras olas el porcentaje solía ser de más del 60 por ciento.

Según los datos notificados este viernes, han ingresado en las UCI de la comunidad siete pacientes con COVID-19 y entre ellos estaría una niña de 12 años que, como ha informado la web Diariodelaribera.net, ha ingresado en las últimas horas en la unidad de críticos del Hospital Universitario de Burgos (HUBU), procedente de la localidad de Aranda de Duero.

La cifra diaria de ingresos en las UCI no era tan alta desde el pasado 7 de mayo, cuando ingresaron ocho personas, si bien en ese momento la situación era de una mayor ocupación de estos servicios con un total de 139 pacientes en unidades de críticos de toda la comunidad, cuando ahora se contabilizan 45.

En cualquier caso las cifras han aumentado ya de forma considerable en las últimas semanas y los pacientes en UCI actuales son un 36 por ciento más que los 33 que había el 7 de julio.

También se da la situación de que tres hospitales presentan actualmente niveles de ocupación altos en sus unidades de críticos, por encima del 85 por ciento, como ocurre en el Clínico de Valladolid (85 por ciento sobre las camas actualmente habilitadas), Universitario de Burgos (87 por ciento) y Complejo Asistencial de Palencia (90 por ciento).

Cabe añadir que en estos centros los pacientes con COVID-19 no representan todavía el 50 por ciento de los ingresados en zonas para críticos. En Palencia son ocho de un total de 18 hospitalizados; en Burgos, 10 de 39 y en el Clínico de Valladolid, 6 de 56.

Además, en estos hospitales todavía no se han habilitado apenas camas adicionales inicialmente situadas en otras zonas para dedicarlas a UCI. Solo el Clínico de Valladolid ha sumado tres plazas en los últimos días.

 

 

CINCO VECES MÁS INGRESADOS EN PLANTA

El impacto de esta quinta ola es, por el momento, mucho menor en las unidades de críticos que en las camas de hospitalización en planta, donde la cifra de pacientes alcanza ya los 250, casi cinco veces más que hace dos semanas (54 el 2 de julio).

Eso sí, la cifra de 250 hospitalizados en planta es similar a la que había el pasado 12 de mayo y está muy alejada de los niveles registrados en las tres primeras olas de la pandemia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí