La millonaria inversión realizada pretendió dar respuesta a una supuesta demanda prevista de suelo industrial en la zona sur

Situado junto a la autovía A-62, frente al monasterio trapense de San Isidro de Dueñas y entre los ríos Pisuerga y Carrión, el polígono industrial Llanos de San Isidro cumple diez años viendo pasar el tiempo sin recibir una sola empresa.
Casi 30 millones de inversión hicieron que más de uno se frotara las manos con el maná en forma de nuevas industrias.
De hecho, Llanos de San Isidro fue concebido para permitir dar respuesta a la demanda de suelo industrial en la provincia de Palencia aprovechando la accesibilidad viaria y su proximidad con otras zonas industriales….hasta hoy, que el suelo figura como ‘en desarrollo’ cuando la realidad es que la urbanización está concluida desde hace años y las 44 parcelas libres ahí están.
El polígono de Dueñas es una de las más grandes actuaciones que la empresa pública Ade Parques (anteriormente Gesturcal), dependiente de la Consejería de Economía y Empleo de la Junta de Castilla y León, llevó a cabo hace una década.
La superficie total del ámbito de actuación es de 1.305.692 metros cuadrados, de la que más del 60% corresponde a uso industrial.
Para hacerse una idea el polígono estaba diseñado para desarrollarse en tres fases.

El área objeto de actuación se sitúa en el término municipal de Dueñas, frente al monasterio trapense de San Isidro y al pie de la Autovía Castilla, entre la margen derecha del río Pisuerga y la margen izquierda del río Carrión.

Imagen. Ade

De acuerdo con los estudios económicos realizados, la inversión total prevista para el desarrollo completo del polígono ascendió a 29.070.797 euros para la Unidad de Actuación I y 5.173.325 euros se contemplaba para la Unidad de Actuación II. La primera Unidad de Actuación se desarrollararía en dos fases, de 445.817 y 610.882 metros cuadrados respectivamente.

El área objeto de actuación se sitúa en el término municipal de Dueñas, frente al monasterio trapense de San Isidro y al pie de la Autovía Castilla.

El uso predominante del sector es el industrial, con usos compatibles, terciarios y de servicios, y la densidad máxima de edificación será de 5.000 metros cuadrados por hectárea bruta de sector.