Primera fase del proyecto Territorio Rural Inteligente en la provincia

Esta primera etapa ha permitido la instalación de sensores en varias localidades.

El proyecto Territorio Rural Inteligente, que actualmente desarrolla la Consejería de Fomento y Medio Ambiente en colaboración con las diputaciones provinciales, acaba de incorporar una nueva tecnología de comunicaciones inalámbricas.

En la provincia, ocho de ellos se han colocado en contenedores de envases de siete municipios de la provincia: San Salvador, Olmos de Ojeda, Boadilla de Rioseco, Cervatos de la Cueza, Hermedes de Cerrato, Herrera de Valdecañas y Brañosera; un sensor de control de cuadro eléctrico en Villarramiel; en la vertical de agua, un sensor de monitorización de bombeo en Villamuriel de Cerrato; un sensor de calidad de agua de Baltanás; y un sensor de detección de fugas o Smart Pipes en Grijota.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí