Solo un 34 por ciento de obras en España se han paralizado por la crisis del Covid-19, porcentaje que se sitúa en el 37 por ciento en Castilla y León, según un análisis efectuado por GAD3 tras una encuesta realizada entre los profesionales por el Consejo General de la Arquitectura Técnica de España (CGATE)

De acuerdo al mismo estudio, Castilla-La Mancha (con un 52 por ciento), Canarias (51 por ciento) y Madrid (44 por ciento) son las comunidades autónomas que registran un mayor porcentaje de obras paradas por causas relacionadas al coronavirus. Le siguen Murcia (41 por ciento), Cataluña (39 por ciento) y Castilla y León (37 por ciento). En el otro lado, el País Vasco (13 por ciento), Cantabria (3 por ciento) y Navarra, está última con todas sus obras activas, son las comunidades menos afectadas por esta coyuntura que está afectando a casi todos los sectores.

Según ha informado el consejo en un comunicado, el objetivo de esta encuesta es «contextualizar las prioridades» que tiene el sector de la construcción en un escenario de emergencia sanitaria caracterizada por el parón en las principales actividades económicas.

El análisis señala que un 89 por ciento de las obras que siguen activas en España no tienen un carácter urgente o un interés general. Concretamente en la Comunidad de Madrid, epicentro de la pandemia, el 97 por ciento de las obras que se están ejecutando se podrían paralizar temporalmente. Situación que, en el 100 por ciento de los casos, sería posible en Cantabria, La Rioja y Navarra.

«Sorprende el caso de Navarra, Comunidad que tiene un 100 por ciento de obras activas, aunque todas ellas podrían esperar a ejecutarse, por no considerarse urgentes, una vez levantado el estado de alarma», recoge el comunicado del consejo.

Según la misma encuesta, realizada a colegiados de todo el país en 457 entrevistas que recogen una información relativa a 2.262 obras, Cataluña cuenta con un 86 por ciento de obras que no son de interés general, mientras que en el País Vasco, Extremadura y Canarias se están desarrollando actuaciones que, en un 74 por ciento, 79 por ciento y 81 por ciento respectivamente, no se consideran urgentes.

Cabe recordar que los arquitectos técnicos, junto a los arquitectos e ingenieros técnicos de obras públicas, a través del Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España) y el CITOP (Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas), han solicitado al ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, el cese temporal de las obras de construcción en España.

«Pese a que es posible mantener la actividad protegiendo adecuadamente a los trabajadores que requieran actividades compartidas, la situación generada por la rápida transmisión del Covid-19 ya no garantiza completamente las condiciones de seguridad y protección de la salud de estos obreros que están a pie de obra. Es casi imposible que las cuadrillas realicen sus tareas a una distancia de seguridad de más de metro y medio», ha asegurado Alfredo Sanz, presidente del CGATE.

«Por responsabilidad para con los trabajadores y coherencia con el decreto de estado de alarma», argumenta Sanz, «los arquitectos técnicos pedimos la paralización temporal de las obras que todavía están activas en España, a excepción de aquellas de carácter urgente que responden al interés general o están vinculadas a la realización de actividades necesarias para frenar el avance del Covid-19, como hospitales de campaña o adecuación de centros sanitarios, entre otros».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí