Los bosques de CyL ganan un millón de hectáreas en 50 años, un patrimonio forestal al que se destinan 80 millones al año

Castilla y León es un territorio eminentemente forestal, con más de cinco millones de hectáreas, de las que tres corresponden a bosques, una superficie boscosa que ha ganado un millón de hectáreas en los últimos 50 años, o lo que es lo mismo, el equivalente a la provincia de Soria, por lo que se trata de una Comunidad con un patrimonio natural al que se destinan al año, desde el Gobierno autonómico, unos 80 millones de euros.

Y es que Castilla y León tiene el privilegio de se una de las comunidades europeas con mayor superficie forestal, se encuentra entre las cinco primeras, por lo que «no hay problema alguno» de deforestación en esta región, una deforestación que se ha convertido en el principal problema de los bosques a nivel global, aunque no en Europa, donde se extienden y mejoran desde hace 200 años.

Una situación a la que se ha llegado, según han explicado a Europa Press desde la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, gracias al «esfuerzo repoblador» que se ha mantenido a lo largo de 75 años y que se corrobora el hecho de que se encuentre entre las tres comunidades de la Unión Europea que más ha repoblado desde que España ingresó en la UE, un total de 250.000 hectáreas.

De los cinco millones de hectáreas de masa forestal, tres millones son bosques y otros dos millones son pastos y matorrales, por lo que la Comunidad tiene un gran potencial para la repoblación y restauración de ecosistemas de la UE.

Y es que en Castilla y León, frente a otras comunidades donde prima la producción, es «importantísima» la contribución al mantenimiento de la diversidad, con especies «emblemáticas» como el oso, el lobo, el águila imperial, el Urogallo o el buitre negro. Asimismo, cobra importancia, por el número y capacidad de los embalses, la producción de agua de calidad.

La gestión forestal en esta comunidad se caracteriza por la diversidad de los tipos de bosques y terrenos forestales y de sus formas de uso, lo que da lugar a un alto número de cadenas de valor, una gestión que en gran manera está planificada y es de calidad, ya que es la región con mayor superficie certificada.

Y es que la conservación de los bosques se ha convertido en una cuestión de importancia que ha llevado a que la Unión Europea tenga que presentar a principios del próximo año 2021 su nueva estrategia forestal.

Se trata de una estrategia que, según los propios eurodiputados, debe de alinearse con el Pacto Verde europeo, que busca dotar a la Unión Europea de una economía sostenible, sino que además debe garantizar la continuidad del papel multifuncional y multidimensional que desempeñan los bosques y fomentar modelos de gestión respetuosos con el medio ambiente y sostenibles social y económicamente, según el proyecto de resolución preparado por la comisión de Agricultura.

Es nueva estrategia que debe impulsar un modelo de gestión forestal que garantice la sostenibilidad medioambiental, social y económica de los bosques europeos, según recoge la resolución aprobada esta semana en el Parlamento europeo por 462 votos a favor, 176 en contra y 59 abstenciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí