La sede de las Cortes de Castilla y León ha recibido en la tarde de este miércoles la obra ‘Los comuneros Padilla, Bravo y Maldonado en el patíbulo’, de Antonio Gisbert, que será una de las piezas protagonistas de la muestra organizada por la Fundación de Castilla y León y comisariada por Eliseo de Pablos en el marco del proyecto conmemorativo ‘El tiempo de la libertad. Comuneros V Centenario’

Junto al gran lienzo, también este miércoles el Parlamento regional ha recibido una treintena de piezas procedentes de Burgos, Segovia, el Museo del Prado, el Palacio Real o la Biblioteca Nacional que se suman a las cerca de 120 que han llegado desde el pasado lunes.

El óleo sobre lienzo del pintor alicantino Antonio Gisbert, que luce habitualmente en el edificio de Ampliación I del Congreso de los Diputados, fue pintado en 1860 y tiene unas dimensiones de 2,55 x 3,65 metros, lo que ha obligado a realizar una gran maniobra para poder introducirlo en la sede del Parlamento, donde el próximo 22 de abril se inaugurará la exposición de la que forma parte.

‘Los Comuneros Padilla, Bravo y Maldonado en el patíbulo’, vinculada a la causa liberal, muestra la secuencia de la ejecución de los tres cabecillas del movimiento comunero en la localidad vallisoletana de Villalar el 24 de abril de 1521.

Gracias a la que Antonio Gisbert ganó por segunda vez la Medalla de Oro en la Exposición Nacional de Bellas Artes, esta obra se convirtió en una pieza de gran relevancia en la carrera del pintor de Alcoy por la interpretación liberal que dio a los acontecimientos acaecidos en Villalar.

Esta fue la razón por la que se le identificó con esta ideología, como lo demuestra el encargo realizado en 1863, ‘Doña María de Molina presentando a su hijo a las Cortes de Valladolid’, que luce también en el Congreso.

MÁS OBRAS RECIBIDAS

El gran lienzo de Gisbert no ha sido la única obra recibida en la jornada de este miércoles en las Cortes, sino que cerca de una treintena de piezas procedentes de Burgos, Segovia, el Museo Nacional del Prado, el Palacio Real o la Biblioteca Nacional ha llegado al recinto que albergará la exposición ‘Comuneros: 500 años’, comisariada por Eliseo de Pablos y centrada en la divulgación no sólo del movimiento, sino de su contexto histórico, social y cultural, según han informado la organización a través de un comunicado remitido a Europa Press.

Entre las piezas recibidas figuran la proclamación contra los comuneros y el decreto de excomunión de éstos, llegados desde los archivos catedralicio y municipal de Burgos; un cancionero del archivo de la catedral de Segovia; los cuadros ‘Doña Juana en los adarves del castillo de la Mota’ y ‘Doña Juana recluida en Tordesillas’ del Museo del Prado; el almete de Carlos V o la celada de Felipe el Hermoso, del Palacio Real; el medallón de Carlos V del Museo Lázaro Galdiano, y las Leyes Perpetuas y Capítulos de Tordesillas de la Biblioteca Nacional, entre otras muchas joyas.

Desde el pasado lunes han ido llegando cerca de 120 obras, con lo que se encuentra ya en Valladolid la práctica totalidad de los 150 documentos, pinturas, esculturas, tapices, enseñas militares, vestimentas y obras artísticas diversas que se exhibirán en la muestra.

Todas ellas protagonizarán un relato expositivo, como subrayan sus responsables, que permitirá recrear la sociedad castellana de la época y sumergir a los visitantes en la época de las Comunidades a lo largo de un recorrido dividido en cuatro capítulos bajo los epígrafes ‘Contra traydores y desleales’, ‘Castilla en la encrucijada: la ruptura del equilibrio’, ‘El tiempo habitado’ y ‘Memoria recuperada, memoria creada’.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí