Con motivo de la celebración del Corpus Christi este domingo 23 de junio Cevico de la Torre vivirá su tradicional baile de danzantes

El ascenso de los danzantes por la escalinata hasta la iglesia de San Martín de Tours es un bello espectáculo centenario que convierte a la fiesta del Corpus Christi de Cevico de la Torre en una de las más interesantes a nivel turístico y religioso.

Al llegar ante los noventa y seis escalones que llevan al templo con barbacanas laterales y superiores, van danzando en esa especie de ola que mece ambos lados de la barbacana. Sin paradas, bailan bandeándose de un lado al otro, como la mies cercana movida por el viento; desde abajo o desde arriba el espectáculo es hermoso.

Al llegar a la iglesia, esperan en la puerta la entrada de las autoridades, para luego, danzando por el centro, ocupar los primeros bancos del templo. Empieza la Santa Misa, amenizada por el barroco sonido del órgano. Cuando va a empezar el ofertorio, los Danzantes, por los laterales, van hasta el fondo del templo cruzándose y recogen las ofrendas para llevarlas, por el centro de la iglesia, hasta el altar mayor.

Terminan los oficios religiosos bailando lateralmente por el centro del templo para salir al exterior a esperar la salida del Santísimo.

 

La procesión discurre por las calles principales de la localidad, dado que está asentada en la parte baja de un cerro y que en la parte alta está la iglesia, punto de entrada y salida de la procesión.

La procesión es precedida por la cruz parroquial barroca de plata, a la que siguen los Danzantes, los niños que han tomado la Primera Comunión y la custodia bajo palio de ocho varas. Los Danzantes siempre bailan dando pequeños brincos. Finaliza la procesión subiendo otra vez los 96 escalones para finalizar en el templo.