Los pacientes elegirán atención presencial o telefónica en AP

Los pacientes de Castilla y León podrán elegir a partir de la próxima semana si quieren que su médico de Atención Primaria les atienda de forma presencial o telefónica y las agendas de los facultativos se organizarán para que el 50 por ciento de las consultas diarias sean en persona y la otra mitad por teléfono

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, junto con la directora técnica de Atención Primaria, Elvira Callejo, han presentado esta nueva organización que se impulsa después de que la situación epidemiológica haya registrado una mejoría en la Comunidad y ante la garantía de vacunación tanto de colectivos vulnerables como de médicos.

Se trata de un modelo que «ha venido para quedarse» y que avanza en el objetivo marcado por Casado de eliminar la burocratización de la sanidad. Así, como han defendido ambas, la presencialidad «nunca» ha dejado de ofrecerse en Castilla y León y durante la desescalada se han alcanzado porcentajes del 30 por ciento, una cifra que ahora aumentará al 50 por ciento y que se revisará cuando se implante este nuevo modelo.

De este modo, ahora será el paciente el que al ponerse en contacto con su centro de salud para pedir cita o a través de la app podrá elegir si quiere que le vea el médico o prefiere que le atienda de forma telefónica, con lo que se elimina el «filtro» que se impuso en la pandemia y que establecía que era el profesional el que hacía una primera consulta presencial para luego decidir si debía ver al paciente.

Lo que sí debe imponerse de forma generalizada es la petición de cita previa, algo que ya está generalizado en el medio urbano pero no tanto en los consultorios rurales, donde será obligatorio pedirla para acudir y evitar así desplazamientos de profesionales a zonas donde, en ocasiones, no atendía a ningún paciente.

Para impulsar este modelo los responsables de sanidad llevan meses trabajando en unos cambios organizativos que «garanticen la seguridad» y «eviten aglomeraciones».

«Sólo será presencial una de cada dos, se alternará citas presenciales y no presenciales, se solicita que se haga un uso adecuado de esta consulta presencial», ha señalado Callejo, quien ha insistido en que este modelo entrará en vigor a finales del presente mes de mayo.

PROTOCOLO

El protocolo aprobado por la Consejería de Sanidad establece que en todos los equipos de Atención Primaria se crearán agendas con huecos ofertados a demanda del paciente. Así, la agenda de los médicos de Familia ofrecerá huecos a demanda del paciente durante una serie de horas que estará en función de su cupo asignado, municipios que atienda y presión asistencial media.

El número de huecos a demanda que oferte la agenda diaria de cada profesional estará en relación con su presión asistencial media, no superando los 34 pacientes en condiciones ordinarias. Eso sí, dicha cifra se podría incrementar en un 10-20 por ciento en situaciones de necesidad y para evitar demoras (cobertura de ausencias, aumento puntual de demanda en épocas de gripe, por ejemplo).

El resto de la jornada laboral será para la realización de las consultas programadas que haya planificado cada profesional, así como otras actividades docentes, de investigación y reuniones de equipo.

En cuanto a la agenda de la enfermera de Familia, se advierte en primer lugar que el tiempo a determinar para cada hueco es variable por la diversidad de procedimientos realizados por enfermería. En el caso de la demanda se plantea como adecuado ofertar huecos de 7-8 minutos, ya que aquellos que pueden requerir mayor tiempo de asistencia serán en su mayoría concertados por el profesional.

MAYOR RELEVANCIA PARA LOS ADMINISTRATIVOS

La Consejería de Sanidad ha querido dar una mayor relevancia al papel de las unidades administrativas que trabajan en los centros de salud, de manera que puedan ayudar en la canalización adecuada de las citas en función del motivo argumentado por el paciente, así como en la desburocratización de las consultas médicas.

Con esta herramienta, el profesional administrativo que responda la solicitud de consulta podrá orientar a la persona que pide una cita sobre el profesional más adecuado para atenderle o el tipo de consulta (presencial o no) más adecuado, optimizando así el tiempo de profesionales y pacientes. Todo esto sin perjuicio de que si un paciente solicita ser valorado por otro profesional diferente, se asigne cita con dicho profesional (si existe hueco disponible en la agenda).

Esta canalización de la demanda, necesaria en todo momento, es especialmente importante cuando no hay hueco disponible en la agenda del profesional solicitado por el paciente, porque lo importante es darle una solución al ciudadano.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí