Luchar contra la fatiga pandémica es posible: somos más fuertes de lo que creemos

Luchar contra la fatiga pandémica es posible: somos más fuertes de lo que creemos
Foto. EP.

Walter Riso es doctor en Psicología y experto en terapia cognitiva. Acaba de publicar ‘Más fuerte que la adversidad’ (Planeta/Zenith), un manual que fue concebido sin pensar que iba a haber una pandemia y que no sólo puede ayudar contra esta fatiga pandémica que nos está generando la COVID-19, sino también para que «la gente entienda que puede manejar la adversidad, individual o colectiva, entenderla, y tratar de no desesperarse».

Según confiesa en una entrevista con Infosalus, la actual situación que estamos viviendo le recuerda a lo que pasó con la Segunda Guerra Mundial, que pensaron que iba a durar apenas semanas contadas porque Hitler no iba a avanzar, y luego fueron años.

«En esta postguerra van a tener lugar no solo consecuencias económicas, sino también psicológicas. Esta fatiga emocional está haciendo mella en los más emocionales, nos está agotando a todos el estar así. Vivimos como en una montaña rusa, donde nos emocionamos con la llegada de la vacuna, pero después bajamos y llegamos a la decepción al ver que no se está vacunando como se debería. Subimos y bajamos todo el tiempo, y aunque intentemos ser optimistas también nos cansamos», considera.

Es más, detalla que esta fatiga crónica está desembocando en la desesperanza, un paso previo a la depresión en muchas personas: «Cuando hay un evento adverso o peligroso que se vuelve incontrolable para el sujeto se empieza a generar desesperanza, primera mano de la depresión. Por ello, pienso que esto no se va a resolver rápido, durará más tiempo del previsto y habrá secuelas en salud mental para muchas personas».

A ello no contribuye tampoco el mundo de la inmediatez en el que vivimos, según opina Riso. Eso sí, advierte de que una posición fatalista no es buena porque solo así ahondaremos más en estados depresivos y de ansiedad. Ahora bien, reconoce que ser extremadamente optimista tampoco es bueno porque eso hace que bajes la guardia.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí