Nuevos sistemas tratan de aumentar la seguridad para los conductores que utilizan la CL-615 entre Guardo y la capital palentina

 

La mejora de la seguridad vial en las carreteras palentinas acapara inversiones. La Junta ha realizado cuatro actuaciones diferentes enfocadas a minimizar el riesgo de accidentes por impacto con animales en la CL-615 vía que, según las estadísticas que se manejan en la actualidad tiene un accidente por este motivo cada tres días.

También cada 500 metros se han dispuesto señales acústicas que detectan la presencia de los animales e intentan evitar su acceso a la calzada. Cada 100 metros se han dispuesto también barreras olorosas. Se trata de un dispensador de un líquido compuesto por feromonas de lobo, depredador natural de corzos, ciervos y jabalíes y que funciona como un ambientador convencional  y en los puntos kilométricos 20 y 50, los más conflictivos, se han instalados sensores que detectan la presencia de los animales en las proximidades de la calzada y activa unas señales luminosas para advertir a los conductores de su presencia.
Para este año año 2018 está previsto acometer obras de mejora de la iluminación en la travesía de Saldaña; la licitación, publicada en el Bocyl de este miércoles, de las obras de refuerzo del pavimento del tramo comprendido entre Villoldo y Carrión, por un importe de licitación de 1.722.552 euros; se continuará con trabajos de señalización vertical en la zona de Villaldavín y se realizarán obras diversas por toda la vía.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí