Menos velocidad, más seguridad

La ciudad se adhiere a la propuesta de la DGT de reducir la máxima genérica de las calles de un carril por sentido a 30 km/h y se adelanta con la limitación de hasta 70 calles para facilitar el uso de bicis y patinetes

Veinte kilómetros por hora. Esa puede ser la diferencia entre sufrir heridas graves a unas leves. Entre la muerte y la vida. Y por las segundas opciones se ha decantado el Ayuntamiento de Palencia en materia de Tráfico. Por reducir de forma genérica la velocidad máxima dentro del casco urbano, de 50 a 30 km/h. De hecho, la antigua velocidad será pronto casi la excepción dentro del casco urbano. El fin, aumentar en seguridad para todos en las calles. Vehículos, ciclistas, usuarios de patinetes y también peatones.

Una reducción que lleva aparejada dos facetas. Por un lado, el compromiso del Ayuntamiento de crear vías ciclables, donde las bicicletas y los patinetes eléctricos convivan en casi igualdad de condiciones con los automóviles, a base de reducirles a estos la velocidad. Esta medida ya es efectiva y es la que se puede ver ya en las calles de la ciudad, donde se han pintado durante todo el verano, las limitaciones de 30 km/h en diversos corredores urbanos. En torno a 70 calles, propuestas en su día en el plan de Movilidad.

Porque bicicletas y patinetes eléctricos, por un lado, y automóviles por otro, están condenados a entenderse y más con el auge de los medios de movilidad urbana, aunque con una convivencia complicada por la fragilidad de unos y la velocidad de otros.

Se parte de la base de que ni las bicicletas ni los patinetes eléctricos pueden circular por zonas peatonales o aceras. “Bicicletas y patinetes eléctricos son vehículos y, por ello, la Ley de Tráfico les exige circular por las calzadas”, recuerda el responsable de la Jefatura Provincial de Trafico de la DGT en Palencia, Fernando Alonso. De esta forma deben compartir el asfalto con los anteriores dueños del mismo, los vehículos tradicionales. Alonso explica que la razón básica de llevar las bicicletas al asfalto y no permitir que circulen sobre las baldosas de aceras y zonas peatonales es que “no pueden convivir pacíficamente con los peatones en las aceras porque, por término medio, cuadruplican su velocidad. En todo caso, la concejala de Tráfico del Ayuntamiento de Palencia, Carolina Gómez puntualiza que “la DGT no cataloga como vehículos a los patinetes sin motor”, lo que salva de la prohibición a los patinetes que por ejemplo utilizan los niños de forma lúdica.

Por lo tanto, se hará hincapié en la prohibición de que las bicicletas circulen por las zonas peatonales. “Palencia es una ciudad pequeña que te permite poder ir de un lugar a otro sin tener que cruzar la Calle Mayor en bici”, opina la edil de Tráfico.

HASTA SEPTIEMBRE, SE HAN PRODUCIDO 22 ATROPELLOS EN LA CIUDAD, DOS MORTALES

TODA LA CIUDAD A 30.
La otra parte de esta tendencia al calmado del tráfico en Palencia es la adhesión del Ayuntamiento a la propuesta de la DGT de reducir la velocidad máxima en las vías de un carril por sentido a solo 30 km/h. Y aunque a petición de varias asociaciones, el Ayuntamiento ya estudiaba, en 2013 esta disminución de la velocidad (Pontevedra la aplica desde 2012), es ahora cuando se plasmará, pese a que aún no es efectiva. “Esta medida lograría un impacto positivo en la reducción de siniestralidad vial, especialmente en los colectivos que son más vulnerables como peatones, ciclistas y motoristas, sin ralentizar el tráfico rodado en la ciudad, además de rebajar los niveles de contaminación de la ciudad, contribuyendo de este modo a lograr una movilidad sostenible y a la mejora del medio ambiente”, detalla el informe llevado a la comisión de Tráfico donde se vio favorablemente la la propuesta de la DGT.

Se trata, por un lado de hacer la ciudad más amable para los ciclistas y usuarios de patinetes, que comparten calzada con los automóviles, pero también hacer más segura las relaciones entre todos los vehículos y los peatones, los más frágiles en la jungla urbana. “En Pontevedra hace tiempo limitaron la velocidad a 30 y lograron reducir infinitamente los atropellos a peatones y ciclistas. Creo que es el espejo en el que hay que mirarse”, propone Rosa Montes, del colectivo ciclista Pata de Cabra.

22 ATROPELLOS.
En lo que va de año, la Policía Local de Palencia tiene contabilizados 22 atropellos en la ciudad, de los que dos han sido mortales. El año pasado fueron tres los arrollamientos con resultado fatal en la capital. Siniestros que, probablemente, podrían haberse evitado con una velocidad de 30 km/h en vez de 50 como aún hoy está permitida. O cuando menos, reducir la gravedad de las lesiones.

Según la DGT, el riesgo de fallecer como consecuencia de un atropello se reduce como mínimo cinco veces si la velocidad del vehículo que impacta es de 30 km/h en lugar de 50”, tanto entre peatones como ciclistas y usuarios de patinetes.

Como señala la edil Carolina Gómez, en Palencia ya había carriles limitados, incluso a 20km/h, como en la calle Santo Domingo de Guzmán (Colegio Filipenses), “de un solo sentido y cercanos a colegios”. Otros a 30 como la vía de servicio de la calle Brasilia junto al Parque Comercial Arambol tras el atropello hace unos años a una menor.

Pero en esta adhesión a la petición de la DGT, “el Ayuntamiento de Palencia va más allá”, como señala la edil de Tráfico. Y aunque solo se pide que se reduzca la velocidad en las vías de un carril por sentido, el Consistorio capitalino, en las tres grandes avenidas del centro, ha limitado ya a 30 uno de los dos carriles, en base al Plan de Movilidad.

Lo cierto es que solo en las grandes avenidas del centro de la ciudad se notará de forma efectiva esa reducción real de la velocidad, dado que en las calles interiores es prácticamente imposible superar esos 30 km/h sin llegar a cometer una temeridad, debido la estrechez, zonas de aparcamiento y continuos cruces.

Además de estas medidas que se plasmarán en la calle, el Ayuntamiento de la ciudad ha solicitado a la DGT “un endurecimiento de la legislación vigente y actualizar al alza las indemnizaciones en caso de accidentes con daños a las personas, invalidantes en cualquier grado y/o fallecimiento de las víctimas”, se observa en el Informe municipal que ha dado como resultado la reducción a 30km/h de buena parte de la ciudad.

“Todas estas medidas están dentro de un plan medioambiental que es hacia dónde vamos encaminados. Hay personas que deben usar el coche, pero habrá otra gente que pueda usar otros medios”, finaliza Carolina Gómez para completar el póker de ventajas: una movilidad más racional, una mayor seguridad, un incremento de la fluidez en las calles y una menor contaminación. Todo a cambio de ir un poco más despacio.


Plataforma ciclista. ‘Pata de Cabra’

Esta adaptación de velocidad la aplauden desde la plataforma Pata de Cabra, que ve con buenos ojos estas vías ciclables. Rosa Montes apunta que pueden dar más seguridad a los potenciales usuarios de bicicletas y patines, al no sentirse tan indefensos ante la velocidad de los turismos, camiones, autobuses o motos, aunque reconoce que aún hay mucho por hacer. “No se va a conseguir todo en un día y con solo la señalización. Hace falta una reeducación por parte de los automovilistas, pero también de los ciclistas”. Algo en lo que coincide con el subinspector de la Policía Local Isidoro Fernández, especializado en Tráfico. “Antes de nada, debemos explicar a la ciudadanía el funcionamiento de esos bicicarriles”.

Asociación. Radio-Taxi Palencia

Si hay un colectivo que puede valorar esta implantación es el de los taxistas, si bien, como asegura su presidente, José Luis de la Fuente, “es pronto para decir si esta medida es positiva o negativa. La duda que nos genera es cómo puede un radar discernir porqué carril se circula y si se debe ir a 30 a o 50”, se pregunta De la Fuente, extrañado, por otro lado, de que el Consistorio no les haya convocado a las reuniones donde se decidió esta medida. Desde la Policía Local se explican que los nuevos radares sí discriminan los carriles.

Óscar Herrero Román

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí