En el complejo deportivo de las piscinas de Monzón de Campos se dispone en la actualidad de dos vasos, uno infantil y otro polivalente que presenta diversas deficiencias después de más de 25 años de uso

 

Se trata de un vaso de recreo construido en hormigón armado con una lámina de agua de 25×12,50 m y una profundidad que oscila entre 1,03 m y 1,80 m en los extremos y 2,04 m en el sumidero general, se explica en el proyecto redactado.

Con el objeto de mantener la instalación en las adecuadas condiciones higiénico-sanitarias y ajustándose a las disponibilidades de presupuesto, se proyectan las obras necesarias para devolver al vaso sus condiciones de estanqueidad y correcto funcionamiento, además de mejorar las condiciones de uso y la renovación de los acabados.

«Las obras comprenden las reparaciones necesarias para adecuar la piscina a la normativa vigente, manteniendo la estructura del vaso y recreciendo el borde, mediante un sistema desbordante con la lámina de agua a mayor altura. Por esto se considera necesario y conveniente la reducción del volumen de agua del vaso mediante el recrecido del fondo, con lo que además de mejorar la seguridad de uso de la instalación se aumenta la eficiencia del sistema de depuración -al reducir el volumen del agua a depurar- y conseguir un sensible ahorro energético», explica C. Pisano, redactor del proyecto.

El vaso tiene una lámina de agua de 3127,15 m² con una profundidad variable desde 1,03 metros el extremo de menor profundidad, hasta un máximo de 2,04 metros, con una profundidad de 1,83 m en el extremo contrario, lo que arroja un volumen total de 476,38 m³. «Con la reforma prevista se mantienen las dimensiones de la lámina de agua, pero al
situarse ésta a unos 11 cm por encima del nivel actual por el diseño desbordante, es preciso recrecer el fondo para mantener y mejorar las condiciones de confort y seguridad», se añade.

El vaso de la piscina tendrá profundidad variable desde 0,94 m el extremo de menor profundidad, hasta un máximo de 1,82 m, con una profundidad de 1,61 m en el extremo contrario, con lo que el volumen final será de 436,88 m³, lo que supone una reducción del 9,17% del volumen a depurar.

Una vez comprobada la estanqueidad del vaso se procederá al revestimiento impermeabilizante de la canaleta y al alicatado y solado de paramentos, con gres antideslizante en los pavimentos y se rematará la canaleta con rejilla de PVC, colocando nuevas escaleras de acero inoxidable.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí