Normativa

La concejala de Sanidad del Ayuntamiento de Burgos, Blanca Carpintero, ha avanzado este lunes que se sancionará a todos los propietarios de mascotas que no limpien los orines de los animales en la vía pública, a través de una nueva Ordenanza de Animales de Compañía.

La edil socialista ha explicado que se trata de la principal novedad del nuevo texto, que contemplará sanciones de entre 100 y 600 euros para aquellos propietarios que no realicen esta acción, que se suma a la ya tipificada anteriormente para la recogida de excrementos.

La modificación renueva y adapta la anterior ordenanza, aprobada en 2009, a los requerimientos actuales e incluye la obligatoriedad de que los propietarios de mascotas paseen con una botella de agua para realizar la limpieza pertinente del espacio público.

En este sentido, Carpintero ha explicado que el objetivo de los cambios aplicados es regular la tenencia de animales de compañía a partir de un comportamiento responsable por parte de los burgaleses.

La concejal de Sanidad ha destacado, además, que la nueva ordenanza estará operativa en un plazo máximo de cuatro meses, tras su aprobación definitiva en el Pleno, que se producirá tras el pertinente periodo de alegaciones.

El texto prevé el impulso de medidas como la adopción de animales de compañía y acciones encaminadas a evitar el abandono de animales, así como nuevas medidas a aplicar en el conjunto del término municipal.

NUEVA SEÑALIZACIÓN

Entre ellas, una nueva señalización de los espacios de esparcimiento canino, donde no podrán acceder más de dos canes al mismo tiempo y en los que se restringirá la entrada de una persona por animal, así como la prohibición de acceso a animales catalogados como raza peligrosa.

En el caso de estos últimos, se establece que los propietarios obtengan una licencia administrativa que deberán portar mientras pasean a sus canes, a los que en todo momento se deberá llevar con bozal y correa.

La nueva ordenanza también limitará a cinco el número máximo de perros o gatos por vivienda, además de obligatoriedad de su identificación mediante microchip y esterilización en el caso de que se encuentren en polígonos industriales.

En el caso de las colonias de gatos, el texto habilitará la posibilidad de crear un registro de cuidadores de los mismos, con el propósito de mantenerlas en buenas condiciones y bajo cierto control.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí