Palencia capital, confinada (ampliación)

La consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Verónica Casado, ha anunciado que a partir de este martes se decretarán medidas de restricción de la movilidad ante la evolución de la pandemia del COVID-19 en los municipios de León y Palencia, inicialmente para un período de 14 días

Así lo ha señalado Casado este lunes en declaraciones a los medios de comunicación, recogidas por Europa Press, en las que ha precisado que las medidas afectan a la movilidad para salir y entrar a ambos municipios y que se aplicarán a partir de este martes, 6 de octubre. De hecho, los servicios jurídicos de la Junta de Castilla y León se encuentran reunidos para determinar a partir de qué hora se decreta el cierre.

La consejera ha recalcado que se trata de unas medidas de restricción «para la protección de la salud» y ha precisado que ya le ha comunicado la decisión a los alcaldes de ambas ciudades, que se encuentran con elevados datos de Incidencia Acumulada. Esos criterios técnicos para adoptar este aumento de las restricciones, «que serán revisadas a los siete días», según adelantó el regidor, son una incidencia acumulada durante los últimos 14 días de más de 500 casos por cada 100.000 habitantes, un porcentaje de más del 10% de positivos sobre el total de las pruebas realizadas, «rondamos entre el 14 y el 18%», y una ocupación superior al 35% de la dotación habitual de las camas de UCI en el Hospital Río Carrión

Se da la circunstancia de que la capital palentina ya se encontraba afectada desde el pasado 24 de septiembre por medidas de contención de la pandemia, aunque sin restringirse la movilidad.

Tal como ha dado a conocer el alcalde de la ciudad, Mario Simón, en rueda de prensa tras conocerse la decisión de la Consejería de Sanidad, únicamente se permitirá la entrada y salida de personas por motivos laborales, sanitarios, educativos, cuidado de personas dependientes o trámites públicos inaplazables.

Además, se prevé la reducción a seis personas como máximo por reunión y la limitación de horario de cierre de los establecimientos comerciales a las 22:00 horas, 23:00 en el caso de los hosteleros, no pudiendo admitir nuevos clientes desde una hora antes.

«Queremos mandar un mensaje de tranquilidad y responsabilidad a todos los palentinos, ya que no estamos hablando de un confinamiento como el que tuvimos que soportar en marzo, pero sí de la necesidad de aumentar las restricciones, especialmente en lo referente a nuestros contactos sociales, para reducir la incidencia del coronavirus», aseveró el alcalde.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí