Palencia se queda por debajo de los 160.000 habitantes

Cinco provincias perdieron población en la Comunidad con León a la cabeza, seguida de Zamora, Salamanca y Palencia

Castilla y León perdió 6.503 habitantes a lo largo de 2019, el 0,27 por ciento, y se situó en un total de 2.401.230, según los datos de la estadística sobre las Cifras de Población a 1 de enero de 2020 hechas públicas por el Instituto Nacional del Estadística (INE) y recogidos por Europa Press.

Durante el año 2019 la población creció en 14 comunidades autónomas y se redujo en las tres restantes. Los mayores incrementos en términos relativos se dieron en Illes Balears (1,90 por ciento), Comunidad de Madrid (1,59 por ciento) y Canarias (1,38 por ciento).

En el otro extremo, los descensos de población más acusados se dieron en Extremadura y Principado de Asturias (ambas con -0,34 por ciento) y Castilla y León (-0,27 por ciento).

La población residente en España aumentó en 392.921 personas durante el año 2019 y se situó en 47.329.981 habitantes a 1 de enero de 2020.

El descenso de la población se da en cinco de las nueve provincias de la Comunidad. En concreto, el más acusado se detecta en León con 3.355 habitantes menos al haber pasado de 462.496 a 1 de enero de 2019 a 459.141 en la misma fecha de 2020, o que supone una caída porcentual del -0,72 por ciento.

Tras León se sitúa Zamora con 2.002 habitantes menos al pasar de 173.632 a 171.630, lo que supone una cía del -1,15 por ciento; Salamanca con 1.186 menos al pasar de 332.234 a 331.048 habitantes, lo que supone un -0,35 por ciento; Palencia con 855 habitantes menos al pasar de 160.701 a 159.846, lo que supone una caída del 0,53 por ciento y, por último se sitúa Ávila con 330 habitantes menos al pasar de 159.260 a 158.930, un descenso del -0,20 por ciento.

Entre las que han ganado población a la cabeza se sitúa Soria con 411 habitantes más al pasar de 89.501 a 1 de enero de 2019 a 89.912 en las misma fecha de 2020, lo que supone un incremento del 0,45 por ciento, tras ella se sitúa Burgos con 348 personas más al pasar de 355.429 a 355.777, un 0,09 por ciento más; Valladolid con 331 habitantes más al pasar de 520.385 a 520.716, un 0,06 por ciento más y, por último Segovia con 133 más al pasar de 154.095 a 154.228, un 0,08 por ciento.

El saldo vegetativo en Castilla y León es negativo, -14.229, lo que significa que se registraron menos nacimientos que defunciones en la Comunidad a lo largo del pasado año.

Por otro lado, el saldo migratorio con el extranjero es positivo, 10.835 personas, lo que significa que a Castilla y León llegaron más ciudadanos extranjeros que los residentes en la Comunidad que se marcharon fuera de España.

Por contra, el saldo migratorio interior es negativo, -2.945 personas, lo que representa que se marcharon de la comunidad más castellanoleoneses de los que llegaron a la región procedentes de otras autonomías españolas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí