Los hoteles de Castilla y León computaron un total de 421.443 pernoctaciones en el mes de julio de 2020, un 48,7 por ciento menos que en el mismo mes del año anterior, de las que 362.654 correspondieron a residentes españoles y las 58.789 restantes fueron de extranjeros. Por su parte, la estancia media en los establecimientos hoteleros de la Comunidad alcanzó los 1,72 días, de nuevo por debajo de la media nacional (2,65 días).

En España, durante el mes de julio se registraron de 11,49 millones de pernoctaciones en establecimientos hoteleros, un 73,4 por ciento menos. Según precisa el INE, pese a la progresiva apertura de las fronteras exteriores los viajeros residentes en España sostienen en mayor medida la actividad hotelera del mes de julio (3,2 millones
de viajeros frente a 1,1 millones de no residentes), lo que se refleja también en el volumen de pernoctaciones, que alcanzan los 7,4 millones en el caso de los residentes, frente a los 4,1 millones de los no residentes.

Según los datos de la Encuesta de Ocupación en Establecimientos Hoteleros en julio de 2020 hechos públicos por el Instituto Nacional de Estadística (INE), Castilla y León recibió en el citado mes 244.530 viajeros, un 52,21 por ciento menos, de los que 203.992 eran residentes en España y 40.539 extranjeros.

El mayor grado de ocupación en julio de 2020 se produjo en Palencia (2,29 días y 23.694 pernoctaciones), seguida de Soria (2,00 días y 27.816 pernoctaciones), Ávila (1,87 días y 38.486 pernoctaciones), Zamora (1,83 días y 26.631 pernoctaciones), León (1,81 días y 63.121 pernoctaciones), Segovia (1,80 días y 44.379 noches), Valladolid (1,72 días y 56.341 noches), Salamanca (1,55 días y 65.881 noches) y Burgos (1,49 días y 75.094 pernoctaciones).

En Castilla y León había 1.072 establecimientos de estas características abiertos en el pasado mes con un número de plazas estimado de 46.689 y una capacidad de empleo de 4.639 trabajadores. El grado de ocupación por plazas en julio fue del 28,92 por ciento mientras que el grado de ocupación de plazas por fin de semana se elevó al 35,22 por ciento.

En concreto, Castilla y León ocupó el tercer puesto por la cola en el grado de ocupación por plazas en julio con ese 28,9 y se aupó al octavo puesto como destino preferido de los españoles. Andalucía, Cataluña y Comunidad Valenciana son los destinos principales del total de viajeros en España en julio, con tasas anuales de variación en el número de pernoctaciones del -63,5%, -77,9% y -69,0%, respectivamente.

El mayor número de establecimientos abiertos de este tipo correspondió a León (221 y 4.282 habitaciones), seguida de Burgos (175 y 4.001), Salamanca (147 y 4.048), Valladolid (104 y 3.562), Segovia (99 y 2.379), Soria (93 y 1.776), Ávila (87 y 1.991), Zamora (83 y 1.401) y Palencia (64 y 1.303).

PRECIOS HOTELEROS

Por otro lado, en Castilla y León los precios hoteleros cayeron un 1,81 por ciento en julio respecto al mismo mes del año anterior, frente a un 8,22 por ciento menos para la media española. Así, el Índice de Precios Hoteleros (IPH) en Castilla y León se sitúa en un 94,02 mientras que en España este índice es del 111,73 por ciento.

Por su parte, la facturación media de los hoteles por cada habitación ocupada (ADR) en julio fue de 53,7 euros (87,58 euros en el resto del país), un 0,82 por ciento menos que en julio de 2019 (-15,09 por ciento en España).

Mientras tanto, el ingreso por habitación disponible (RevPAR), que está condicionado por la ocupación registrada en los establecimientos hoteleros, alcanzó los 18,55 euros en Castilla y León (33,25 en España) con una evolución interanual del -31,65 por ciento (-56,79 por ciento a nivel nacional).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí